Visibilidad y autonomía tecnológica: A favor del sitio web | Neus Arqués

Visibilidad y autonomía tecnológica: A favor del sitio web

Copyright imagen: Connectstrategic.En los últimos días la red social Facebook y las librerías Amazon.com y Casadellibro.com han cambiado su layout. Estos cambios obedecen a sus lógicas de negocio: Facebook se pertrecha frente a Google+, Amazon se reposiciona frente a Google, Facebook y la iStore y Casadellibro frente a Amazon.es. Las tres plataformas han introducido nuevas funcionalidades y nuevos recorridos. Y lo han hecho, obviamente, sin pedir permiso a sus usuarios (cuyo nivel de seguridad y privacidad ha disminuido en el caso de Facebook). De la noche a la mañana hemos tenido que “reprogramarnos” para navegar de forma eficiente por las nuevas versiones de estas plataformas.

Este cambio me ha hecho pensar en la autonomía tecnológica. Queremos -necesitamos- ser visibles para que nuestros clientes, nuestros lectores, nuestro público nos conozca y sepa qué les podemos ofrecer. Históricamente, la plataforma clásica que empleabamos era el sitio web. Después, a medida que se han ido popularizando las redes sociales, nos hemos inclinado por publicar nuestro contenido en ellas. Después de todo, abrir un perfil en Facebook o una cuenta en Twitter es más sencillo que invertir en un web. Eso sí, recordemos que no es gratis: pagamos con nuestros datos personales.

Ha llegado el momento de volver a subrayar el valor de contar con un sitio web propio por dos razones: singularidad y autonomía tecnológica.

Singularidad:  El sitio web nos permite evidenciar que, efectivamente, “somos la principal fuente de información sobre nosotros mismos” (A. Dash). Nuestro web nos permite ordenar, en un solo lugar, las diferentes informaciones que queremos proporcionar relacionadas con nuestra marca personal: nuestra trayectoria, nuestras publicaciones, enlaces a nuestro “ecosistema personal” (redes a las que pertenecemos, …). Dado que somos nuestros propios editores, la página personal nos proporciona libertad para decidir cómo nos proyectamos. Y podemos hacerlo con un estilo propio, mientras que en Facebook/Google+/Amazon’s Author Page, nos guste o no, somos todos iguales: todos uniformados con páginas sobre fondo blanco + color corporativo.

Autonomía: Si nos creamos un perfil en Facebook o una cuenta en Twitter, estaremos siempre a expensas de los cambios que estas empresas introduzcan en
sus plataformas. Después de todo, son suyas: pueden hacer con ellas lo que quieran, incluso eliminarlas. Si eso sucediera, se elimina también el contenido que hemos creado y que, por el mero hecho de publicar en una red social, pertenece a dicha red.

Facebook o Twitter son grandes mecanismos de difusión y redifusión, pero si los empleamos como repositorio de contenidos, estamos a expensas de los “dueños del almacén”. No parece probable que estas redes sociales vayan a desaparecer en el corto plazo, pero no es imposible. Otras plataformas están ya en el limbo digital… y con ellas desaparece el historial de vida de sus usuarios: ¿Alguien se acuerda de Sixdegrees?

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

Estoy de acuerdo con lo que dices sobre las ventajas de la ya vieja página web. Precisamente ahora voy a hacerme una.
Palco de la Sevigne

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)