Follow your bliss: Visibilidad y felicidad | Neus Arqués

Follow your bliss: Visibilidad y felicidad

8e28b4a53d9e55714036f94a7b1b69fd

(Update: Justo aquí se ponía en marcha mi proyecto #Vive50)

Esta semana cumplo cincuenta años.

He llegado a una edad mítica. Por un lado, es “la edad de la crisis”: te das cuenta de que ya no te queda media vida por delante y te lo cuestionas todo. Por otro, oficialmente ya no encajas en el patrón imperante de juventud eterna. De ahí el éxito de mantras tipo “los cincuenta son los nuevos cuarenta”: te dan diez años extra.

Con o sin margen, el tiempo pasa para todos: tú también llegarás a los cincuenta. Y si ya los has cumplido, sabes de qué hablo.

La efemérides me motiva a escribir sobre la felicidad. Y tú te preguntas qué tiene que ver con la visibilidad.

Tiene que ver.

Ser visible cuesta. Cuesta dedicación, tiempo, otros recursos. Si me lees desde hace un tiempo sabes ser el marketing personal no consiste en abrirte un perfil en Facebook. No. Es un ejercicio más complejo. Por eso creo que ser visible sólo vale la pena si te hace feliz.

Tu visibilidad tiene que tener una razón. Y la razón es tu felicidad, entendida como dicha plena.

Joseph Campbell, el mitógrafo más importante del siglo XX y uno de los grandes expertos en religiones comparadas, dio a un grupo de estudiantes un consejo que se hizo famoso:

Follow your bliss. Persigue tu felicidad.

Para Campbell, todos vivimos momentos en los que nos sentimos plenos. Esa plenitud nos llena y nos conecta con la estructura mítica que nos ancla en el mundo y lo dota de sentido. ¿Qué tienen esos momentos en que te sientes “conectado”? ¿Qué te hace feliz? Según el antropólogo, esa es la razón –la felicidad- que debería dictar nuestro quehacer, también el profesional.

A mí me hace feliz escribir. Y me gusta enseñar. Lo mío es “empoderar”. Este anglicismo significa “conceder poder a otro para que, mediante su autogestión, mejore sus condiciones”.  Por eso cuando me propusieron impartir este taller de Marketing para escritores me lancé sin dudarlo. Por eso escribo sobre visibilidad y sobre la invisibilidad.

“Si persigues la felicidad, te sitúas en una especie de camino que siempre ha estado allí, esperándote, y la vida que deberías vivir es la que ya vives. Cuando entiendes esto, empiezas a conocer personas que se encuentran en tu campo de felicidad y estas personas te abren puertas.  Persigue tu felicidad y no tengas miedo, y verás cómo se te abren puertas cuya existencia desconoces”.

A eso voy a dedicarme los próximos doce meses: al camino y a las personas. Y a las puertas. Seguiré informando – y escribiendo en mi Lista.

 

 

 

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

Hola Neus, soy un asiduo seguidor de tu trabajo y, además de felicitarte por una efemérides tan especial, sólo te pediría una cosita: que aunque no te quede media vida, sigas igual cada uno de los días en lo que nos hagas ver y compartamos tu trabajo.

Enhorabuena, y muchas gracias 😉

¡Así da gusto cumplir años! Gracias David. Nos leemos (lo de jugar a golf ya lo veo más complicado 🙂

He entrado a tu blog en busca de inspiración y vaya si la he encontrado. Yo siempre hablo de puertas. Puertas entreabiertas, puertas que dan a ventanas. Mi novela empieza con un portazo y el futuro que se abre después de él.

No se me había ocurrido una ecuación tan simple: no perseguir la puerta sino la felicidad que me ponga en movimiento hacia esas personas y esas puertas que me harán aún más feliz. ¡Gracias!

¡¡Y felicidades, Neus!! 50 años… y que sigas contándolos y acumulando experiencias para empoderarnos.

Las puertas son importantísimas. Las que se abren y las que se cierran. Gracias, Alex.

Muchas gracias Neus por compartir esta experiencia. Soy una gran admiradora de J. Campbell y el pensamiento suyo que transcribes, es uno de mis preferidos. ¡Feliz cumpleaños! Y que disfrutes de la «travesía» de esta etapa.
Un abrazo.

J.Campbell es espectacular. Me alegro de que coincidamos!

Neus, els portes molt be, endavant

Una vez lei lo siguiente: “Disfruta esta vida ahora, porque tiene fecha de expiración”; que pase un cumpleanos excepcional, Felicidades!!

Si la felicidad es un molde que cada uno llena de manera diferente, te deseo en tu “cunple” que te tropieces con aquello que lo haga rebosar.
¡Esto no ha hecho más que empezar!
(Gracias por tu trabajo. Te sigo)

[…] Emocionada por tantos buenos deseos de cumpleaños. Muchas […]

[…] Con esas palabras, el hoy showman Deparamo empezó una breve ponencia que me dejo boquiabierta. Miguel explica con mucha naturalidad como estaba, por familia, “predestinado” a estudiar derecho. Como lo suyo era el piano. Como llegó un día en que no pudo más y dejó el banco para no dejar la música. Su historia es un buen ejemplo de profesional que ha apostado por perseguir su felicidad. […]

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)