Por qué decimos "diva" cuando queremos decir "profesional" | Neus Arqués

Por qué decimos “diva” cuando queremos decir “profesional”

En Five foot two,  el documental dedicado a Lady Gaga, hay una escena que me llamó la atención. Durante los ensayos de su show, la cantante se queja del forro de la chaqueta. Sus asistentes la miran, con una mezcla de incredulidad y resignación. Total, es solo el forro, pero no importa, lo cambiarán. Gaga se planta y les explica que el forro es fundamental porque, si no se desliza, ella tiene que hacer un sobreesfuerzo durante el cambio de vestuario. La artista se cambia en pleno show. Para entendernos: estamos hablando de la Superbowl, con una audiencia de 117,5 millones de espectadores.  Si se te va a trabar la manga delante de toda esta gente, por supuesto que el forro importa.

La artista está muy presente en el desarrollo de sus temas, en sus producciones, y sigue de cerca la proyección y la gestión de su marca. Gaga es una mujer excéntrica y ciertamente la vida que muestra el documental no se parece en nada a la mía, pero puedo identificarme con su compromiso.

Que te preocupe el delivery de tu marca a menudo no está bien visto. Si pones el foco en los detalles, te conviertes en una persona “difícil” o “problemática”.  Estás a un paso de que te acusen de divismo. A mí sin embargo esta preocupación me parece necesaria. Si tú no cuidas tu marca personal, ¿quién lo hará? Como dijo otra grande, Barbra Streisand:  «Me han llamado de todo: perfeccionista, difícil, obsesiva. Pero creo que, para ser bueno, un artista tiene que obsesionarse con los detalles». Sustituye “artista” por “profesional”: la necesidad de cuidar la marca es la misma.

Gracias por comentar esta nota y compartirla.

A propósito de mi última novela, Caída libre,  Roca Editorial ha preparado un estupendo mapa con los escenarios donde transcurre la trama en el barrio de Gracia, para que puedas preparar tu propia visita guiada. También hablo de la novela en esta entrevista para Resistencia literaria.

La foto de Gaga con la chaqueta dorada de forro problemático procede de este sitio web.

 

 

 

 

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

Buen artículo, Neus!
Efectivamente, el éxito de los grandes proyectos está en los pequeños detalles. De hecho, a menudo, la diferencia entre un gran éxito y un gran fracaso se encuentra en las pequeñeces…

El reto está en que el equipo los vea como elementos claves y no como “manías de divo”… Un abrazo, Jordi

Bona nit Neus,
Per mi,els teus articles els entenc com reptes i m’agrada.
El cert es que la meva aportació m’agradaria que fos el complement als votres comentaris.
Som-hi:
“perque l’equip ho vegui com elements clau i no com manies,personalmet crec que cal que els hi expliquin les parts esencials del projecte i el resultat que es vol obtenir. En podriem dir: establir complicitat?.

Estic d’acord, Montse. Quan Gaga els explica que la xaqueta ha de lliscar, els canvia literalment l’expressió, perque aleshores el seu equip enten la raó. Explicar (-se) és important. Una abraçada

Es así. Cualquier profesional que se precie de serlo debe actuar con responsabilidad y seriedad.Pulir todos los detalles, aunque siempre se nos escape algo, es primordial. Siempre interesantes tus artículos

Gracias, Alicia, por tu comentario.

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)