Tres antídotos contra la obsolescencia profesional | Neus Arqués

Tres antídotos contra la obsolescencia profesional

2073749f035585c342d2493562fd1048¿Te imaginas que fuera obligatorio tener tu propio departamento de R & D?

Imaginas bien.

La tecnología modifica nuestras vidas a ritmo vertiginoso y a menudo desbordante. Los seres humanos corremos un serio riesgo de obsolescencia. En concreto, un estudio realizado por la Universidad de Oxford  en el año 2013 estimaba que el 47% de los empleos en los EEUU son susceptibles de ser automatizados a medio plazo.

La tecnología no distingue entre sectores: ha cambiado las reglas de juego a las agencias de viaje y a las editoriales, a los hoteles y a los taxistas. Google y Johnson & Johnson acaban de anunciar un acuerdo para desarrollar conjuntamente un robot quirúrgico. Ni los médicos se salvan. ¿Cómo vacunarse?

En mi opinión, formarse es el único antídoto contra la obsolescencia.

Asesoro a clientes en sectores muy dispares -la política, la edición, la comunicación o el comercio. Los que avanzan más, todos sin excepción, han creado su propio departamento -personal e intransferible- de Investigación y lo consideran una de sus fuentes de ventaja competitiva. No estoy hablando de laboratorios corporativos sembrados de probetas con presupuestos millonarios. Me refiero a la actitud que estos profesionales adoptan y a las acciones que realizan para estar al día y para que la tecnología les juegue a favor en forma de nuevas oportunidades de negocio.

Te propongo tres ideas para que crees tu propio departamento de R & D. Ahora que empieza trimestre es un muy buen momento para que pongas en marcha las que más te encajen.

 Tres ideas

Las tres vías no son excluyentes, sino complementarias. Puedes proponerte una conferencia o jornada al trimestre y reforzarla con encuentros periódicos con profesionales de tu red. Puedes empezar desde esta semana dedicando una parte de tu tiempo a la búsqueda on-line  de información adicional sobre un tema que se te plantea.

¿Cuál es tu opinión sobre la obsolescencia? ¿Tienes alguna estrategia para hacerle frente? Gracias por compartirla a pie de post.

PD: La ilustración del post procede de este pin.

 

 

 

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

Hola Neus,

Estic d´acord en el tema de la formació per evitar l´obsolescencia. Potser en el meu sector (cosmètica i farmàcia) és més fàcil, ja que hi ha força oferta formativa per a professionals. Cada trimestres, més o menys, intento apuntar-me a algún seminari o formació concreta.
Però també m´ha funcionat sempre molt bé, fer el contrari, m´explico: donar cursos jo (tant a professionals com ara que també en dóno a gent no professional) doncs em permet buscar, estudiar i actualitzar temes.
moltes gràcies per les teves notes, sempres tan suggerents.
Anna

Muy buen punto el de la obsolescencia, el que desea estar en la vanguardia tiene la necesidad de estar actualizado, y ahora con un pie adelante ante el acelerado desarrollo tecnológico que cada día tiene una novedad.

Apenas ayer, hace unas horas, comentaba que a pesar de tener casi 30 años de graduado de la universidad, una de mis fortalezas es mantenerme investigando de forma permanente, pues es la única vía para poder estar en el tope… ¡Y vaya pues que consigo tu correo Neus con este post! Gracias por reafirmar lo que siempre he intentado poner en práctica. Y como de costumbre, tus escritos son de lo mejor para alcanzar el objetivo de potenciar mi marca personal. Saludos.

Agradezco el post, y yo trato de mantenerme vigente, ahora mismo estoy tratando de hacer un grupo de lectores en Petén Guatemala, ya que mi rollo últimamente es la literatura.

No podemos continuar escondiendo la cabeza bajo el ala ni dándole al “me gusta” porque sí.Muchas gracias por sumaros al debate.

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)