Neus Arqués | Web oficial de Neus Arqués, escritora, analista y conferenciante - Part 7

Cómo escribir una nota de agradecimiento

Creo que podemos correlacionar la Marca personal con la gratitud. Me refiero a algo tan prosaico como dar las gracias al otro/a por haberte prestado su atención. Porque te ha invitado a un café para que pudierais hablar de tu proyecto. Porque te ha concedido una entrevista. Porque te ha presentado un contacto prometedor.

Recibir una nota de agradecimiento es reconfortante. Para mí, escribirla también lo es, porque pone el énfasis en los aspectos constructivos de la relación.  Desde el punto de vista de la Marca personal, una nota de agradecimiento puede convertir una experiencia en un recuerdo significativo para el destinatario y para el remitente. Además, como son infrecuentes, te distinguen a los ojos de quien las recibe.

La cultura anglosajona tiene el agradecimiento formal muy presente. La cultura latina, por su parte, aun argumentando que es de bien nacido ser agradecido no tiene una tradición escrita tan arraigada.  Personalmente las empleo a menudo. Si te animas a enviar una nota o correo de agradecimiento, a continuación comparto algunas recomendaciones prácticas.

Cuándo: Las notas se mandan por muchos motivos: para agradecer un obsequio, una invitación o la atención recibida en forma de entrevista de trabajo, reunión preliminar o una entrevista o tras un proceso de selección.

Cómo. Las notas son de agradecimiento: por eso incluimos la palabra gracias. Conviene asimismo:

Detallar. El detalle hace visible el recuerdo. No produce la misma emoción leer “Gracias por recibirme” que “Gracias por recibirme y escuchar con interés la presentación del presupuesto XYZ”. No es lo mismo “Gracias por el libro” que “Gracias por enviarme un ejemplar de tu primera novela”.  En vez de “Gracias por la cena”, podemos escribir “Gracias por una cena sorprendente”.

Apostillar. ¿Podemos añadir algo más? No se trata de alargarse, sino de dar las gracias de forma sentida. Volviendo a los ejemplos anteriores, podríamos profundizar más aún en la experiencia que estamos agradeciendo:

Enlazar: La parte final de la nota apunta próximos pasos, si los hay.  En los ejemplos anteriores podríamos terminar escribiendo:

Firmar, asegurarnos de que los datos de contacto están presentes en la comunicación, ya sea impresa o electrónica y ¡listos!

Ojalá te animes. Y ojala tus amigos y clientes y proveedores se animen también, para que seas tú quien reciba notas de agradecimiento y experimentes la reconfortante sensación de saber que tu esfuerzo es valorado.

Gracias anticipadas por compartir esta nota y comentarla.

PD: La imagen procede de este post.

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


19 Personas comentan