Neus Arqués | Web oficial de Neus Arqués, escritora y analista - Part 7

Morning Pages: La escritura como estrategia de concentración

¿Te cuesta concentrarte? Eso, suponiendo que te dejen, porque cuando estás inspirada… ¡zas! Mensajito. O eres tú mismo quien va a Facebook a distraerse un rato. La visibilidad requiere foco, pero estamos cada vez más dispersos.

El ejercicio del que hablo en esta nota tiene dos efectos muy claros: te desbloquea y te centra. Se trata de una técnica tan sencilla como eficaz a la hora de evitar la dispersión. Yo la empleo a diario y los resultados son sorprendentes.

No hace falta que inviertas en software o en materiales exóticos, o que pagues un fee: sólo tienes que… escribir. Escribir es una actividad física que conecta tu cerebro con tu mano. Este circuito se puede entrenar y eso es lo que persigue la escritura automática.

La cosa funciona así. Búscate una libreta pautada, tamaño DIN-A-4.  Éste es tu cuaderno más personal. No está hecho para compartir con nadie. No necesitas siquiera releer lo escrito, ni editarlo ni corregirlo. Basta con que escribas.

Abre tu libreta. Busca un bolígrafo que corra bien y… ¡adelante! Responde a esta pregunta:

«¿Cómo me siento ahora mismo?»

Comienza a escribir.

¿Cuál es el truco? El lápiz no se despega del papel. No te detengas. Ni te corrijas. Si no sabes qué escribir, apunta «Ostras, no sé qué escribir». Y sigue, hasta que hayas llenado tres carillas enteras sin detenerte.

Las claves son dos:

– No pares. Sólo estás entrenando: no juzgues ni compartas. Escribe y escribe.

– Practica con regularidad, preferiblemente a diario.

Esta técnica ha sido formulada por la escritora Julia Cameron con el nombre de Morning Pages. Cameron la propone como una estrategia para conectar con la propia creatividad: en este video lo cuenta ella misma. Sugiere que el ejercicio se realice a primera hora de la mañana (de ahí el nombre), en el tránsito del sueño a la vigilia. Si ese momento no es operativo, busca otro espacio de calma.

Además de animarte a ser creativo, la escritura automática tiene tres beneficios:

– El desbloqueo: puedes recurrir a este sistema el día que no estás inspirada, si te da pereza o angustia o miedo escribir un mensaje, o el día que estás tan inspirada que no sabes por dónde empezar. La escritura automática te entrena para conectar cerebro y mano y dejar expedito este canal.

-La claridad: puedes escribir sobre cualquier tema, el que te inquiete en este momento, y puedes escribir cómo te sientes sin miedo al qué dirán. Tu texto es confidencial.

– El autoconocimiento: este tipo de escritura se parece a la meditación. ¿Meditas o has meditado alguna vez? Recordarás la predica que te anima a «observar las ideas que vienen, sin juzgarlas, y dejarlas machar». Se trata de hacer lo mismo, pero en vez de dejarlas marchar, las anotas. De ahí que a las Morning Pages también se las conozca como una forma de escritura meditativa.

A la vez que te vacías en la página, vas tomando conciencia del aquí y ahora. Y esta conciencia te lleva a poner foco en lo que realmente te importa. Y eso es, precisamente, lo que necesitas hacer visible.

Es tu turno. Gracias por compartir y comentar tu experiencia en los comentarios.

PD. La revista cultural Catorze.cat me preguntó por mis 14 lecturas esenciales.  El camino del artista de Julia Cameron es una de ellas. ¿Cuáles serían tus libros de cabecera? La pregunta tiene enjundia: podrías explorarla en una sesión de escritura automática.

Ya está convocada la próxima edición del Curso de escritura para mujeres muy ocupadas (hombres bienvenidos) el 11 de febrero en Barcelona. Si te interesa hacer el curso on-line, mándame un correo y te avisamos en cuanto abramos convocatoria.

La imagen del post procede de este pin.

 

 

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


15 Personas comentan