Neus Arqués | Web oficial de Neus Arqués, escritora, analista y conferenciante - Part 2

La marca personal, el balance y la respiración

La NASA auspicia, a través del Jet Propulsion Laboratory, el proyecto «Visiones del futuro», que se propone familiarizar a los terrícolas con los planetas. Diversos ilustradores, asesorados por ingenieros y científicos, han diseñado una colección de pósters muy llamativos destacando visualmente los distintos atractivos planetarios, como los dos soles de Kepler 16b.

Que la colección incluya la Tierra me sorprendió: ¿para qué fijarnos en un planeta que ya conocemos? El eslogan lo aclara todo. Junto a la imagen -una acaramelada pareja de astronautas disfruta, sin casco, de las vistas- leemos:

La Tierra, tu oasis en el espacio. Un lugar donde el aire es gratis y respirar es fácil.

«Respirar es fácil.» Al leerlo pensé que a menudo no valoramos lo que tenemos (el aire) o logramos (respirar).

Eso se aplica también a la marca personal. En la recta final del año, nos lanzamos de cabeza a escribir los Grandes Propósitos para un tiempo más o menos lejano. A veces nuestras aspiraciones empañan el cristal del presente y nos olvidamos de los logros. Además de prospectiva, hagamos balance, destacando los proyectos que nos han interesado más y las experiencias que repetiríamos sin dudarlo.

Si nuestra marca se construye sobre los puntos fuertes, fijémonos en aquello que se nos da bien, incluso si pensamos que no requiere mucho esfuerzo. Que nos resulte sencillo o agradable no significa que no sea valioso. Si hablamos de marca personal, recordemos que respirar es fácil. Aquello que te resulta innato fortalece tu marca.

En mi propio balance, este año ha sido claramente literario, con la publicación del Curso de escritura para mujeres muy ocupadas, para que otras escritoras se animen, y el Premio Marta de Mont-Marçal por Caída libre. También he estrenado Depredador, mi primera serie de suspense. El año próximo será de nuevo tiempo editorial de Personal Branding… pero eso es el futuro.

En el solsticio, dicen, conviene mirar cerca.  Además de pensar en los días que vendrán, importa aprender de los que ya fueron. Es el momento de mirar la vida -y la Tierra- con la nariz pegada a la ventana.

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


6 Personas comentan