4 respuestas

  1. Lelés
    mayo 6, 2020

    ¡Qué acertada has estado con el post Neus! Querer que se nos reconozca para salir huyendo en cuanto olemos la posibilidad es un sinsentido, pero ya sabes que aquí tenemos mucho sentido del ridículo, y eso es un freno demasiado potente

    Responder

    • Neus Arques
      mayo 6, 2020

      Tu comentario me ha hecho pensar en el sentido del ridículo. Gracias por mencionarlo. Espero que esteis bien. Un abrazo!

      Responder

  2. Francisco
    mayo 8, 2020

    Muy interesante tema Neus! Quién no se ha encontrado en una situación así? Principalmente en nuestra etapa de adolescentes o al inicio de nuestra carrera profesional, por mencionar algunas.
    Muy interesante los ejercicios para racionalizar el miedo y darle el lugar que le corresponde. Creo es importante “practicar, y seguir practicando” para ganar confianza.
    Saludos

    Responder

    • Neus Arques
      mayo 8, 2020

      Definitivamente la práctica ayuda mucho. Gracias, Francisco, por tu comentario – y por tu correo.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio