¿Una identidad o varias?


Un lector me pregunta si debe construirse un alias para publicar su obra. Le atrae la idea de “esconderse tras una máscara”. Esa es una pregunta que me formulan a menudo, no sólo los autores, sino también los participantes en mis cursos.

La preocupación que subyace tras este interrogante es la privacidad. Deseamos crearnos más de una identidad con el fin de diferenciar, al igual que lo hacemos en la vida presencial, el tipo de información que compartimos con otros usuarios. Del mismo modo que el autor no deseaba darse a conocer, no queremos que el jefe se entere de nuestras idas y venidas familiares.

La opción de construirnos mas de un yo digital es la manera como intentamos abordar esta compartimentalización. Esta solución, a mi entender, presenta más inconvenientes que ventajas:

  •  Mantener más de una identidad on-line supone multiplicar el esfuerzo de crearla, alimentarla y segmentarla. En términos de visibilidad, la duplicidad resulta muy costosa y a menudo poco eficiente.
  • La tecnología corre más que nosotros. Mientras nos esforzamos por separar nuestros datos, las plataformas trabajan para integrarlos.

¿Qué opciones tenemos?

  • Ser conscientes del alcance de lo que compartimos. Ante la duda, menos es siempre más.
  • Segmentar en las propias plataformas si lo permiten. Así, en Facebook podemos crear listas, de modo que determinados usuarios sólo ven determinados mensajes.
  • Escoger una plataforma para un ámbito determinado. Un ejemplo clásico es reservar Facebook para temas privados y dedicar LinkedIn a temas profesionales.

Sólo en algunos casos excepcionales tiene sentido crear más de una identidad. Pienso en personas que están amenazadas y se comunican bajo una identidad supuesta. En el terreno literario, pienso en autores que cultivan más de un género y escriben bajo pseudónimo con el propósito no confundir a sus lectores. Si no estamos en uno de estos dos supuestos, nos resultará más fácil mantener una única identidad, decidiendo, plataforma a plataforma, qué compartir y con quién.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

2 comentarios en “¿Una identidad o varias?”

  1. Solo cabe un caso de múltiple identidad en caso muy extremos de protección (personas perseguidas…). En líneas generales, es más que recomendable, como dices en el post, tener una única identidad. Bastante trabajo da una como para gestionar dos…

    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.