3 respuestas

  1. Alberto
    marzo 11, 2010

    Pues igual sí que tendríamos que hablar, apuntas bien ;D Leí hace poco por ahí algo así como que Facebook es el AOL de “nuestra época”, me pareció muy acertado. Personalmente no tengo esa sensación de que Facebook vaya a ser una especie de sistema operativo; a la postre lo veo más como una acertada evolución de los viejos foros y comunidades y una forma más eficaz y global de permanecer conectados… hasta que venga algo mejor.

    Responder

  2. María
    marzo 12, 2010

    Pocas cosas valen tanto como la información. El precio que se paga por las redes sociales y servicios gratuitos de Google, como apuntas, es realmente algo. Ahora bien… ¿no puede ser voluntario ? Y entiendo por voluntad la consciencia. ¿Por qué me iba a resultar molesto que una marca conozca mi perfil como consumidora? ¿Es negativo realmente la definición de targets para la creación de una oferta a nuestra medida? Lo negativo es la definición de targets para la invención de necesidades que nos transfieren las marcas y creemos nuestras. Bueno, eso es el mercado. Me asusta convertir este post en una reflexión filosófica, mejor dejarlo aquí…

    Responder

  3. Neus
    marzo 17, 2010

    @Alberto: Hablemos, hablemos…

    @María: Tienes razón. El quid está en si la información que proporcionamos se agrega (y pasamos a ser un ítem más dentro de un segmento) o se individualiza… Un saludo.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio