¿Pueden los funcionarios ser visibles? Marca personal y función pública | Neus Arqués

¿Pueden los funcionarios ser visibles? Marca personal y función pública

Termino un seminario que he impartido a funcionarios de la administración territorial. Durante cuatro sesiones hemos analizado los distintos aspectos de la visibilidad de las instituciones para las que trabajan.Neus by Peridis 230415 framed

En la tercera jornada llevamos la reflexión al terreno personal.  ¿Deben tener visibilidad los funcionarios?  Estos son algunos de los argumentos recogidos en un debate muy animado. Te invito a aportar los tuyos en los comentarios a pie de post.

 

EN CONTRA: Funcionarios sin marca propia

– El usuario no se dirige a una persona: se dirige a una institución, representada por un funcionario. La marca del funcionario es por tanto la de la administración que representa.

– La descripción del puesto de trabajo y la idoneidad del funcionario se definen por concurso de méritos. Su promoción está reglada. No hay lugar para la marca.

– Los funcionarios no pueden estar más pendientes de la propia visibilidad que de cumplir con las tareas que tienen asignadas. Son servidores públicos, no servidores propios.

– La visibilidad puede perjudicar la imparcialidad. En el momento en que el funcionario se hace visible, resulta más vulnerable. Los lobbies saben exactamente a quienes dirigirse para hacer presión.

 

A FAVOR: Funcionarios con marca propia

– Un funcionario eficiente con una marca personal fuerte es un activo para la administración a la que sirve, dado que ambas marcas se retroalimentan.  La visibilidad del funcionario con una marca personal fuerte se traducirá en nuevas oportunidades de visibilidad (conferencias, artículos…) que a su vez incrementaran la visibilidad y reforzarán la reputación de su empleador.

– En época de restricciones presupuestarias, el/la funcionario/a se encuentra reentrando al mercado de trabajo, compitiendo con otros profesionales que sí se han ido preocupando por la propia visibilidad.

– Un plan de visibilidad es un buen ejercicio de autoconocimiento.  Ser visible requiere además estar al día, sobre todo en NT, y el conocimiento es fuente de independencia.

– La marca personal, o te la creas, o te la crean. Mejor crearla tú.

 

Y tú, ¿qué opinas? Gracias por compartir tu opinión en los comentarios.

Si quieres gestionar tu visibilidad, tienes estos recursos a tu disposición.  Sobre marca personal, te recuerdo que el 26/27 de junio celebramos en Barcelona el Personal Branding LabDay, donde podrás explorar tu marca de la mano de expertos en Branding personal.

La ilustración de este post y su lema–Liberté, Egalité, Visibilité– es un fantástico regalo que el dibujante y escritor Peridis me hizo cuando coincidimos firmando en Sant Jordi. Se lo agradezco de nuevo desde aquí.

 

 

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

Por referencias conocidas: los politicos no permiten que los funcionarios les hagan sombra, al funcionario que se le ocurre brillar con luz propia lo apantallan, en el mejor de los casos, en el peor lo apagan.

Neus

Me emociona que continuamente estés tratando temas de tanta relevancia.

Para este caso es excelente que se haya construido mediante el conocimiento compartido.

He trabajado en la Administración Pública y he visto como las diferentes instituciones se benefician de la Marca Personal de los Funcionarios.

A la Administración Pública le conviene tener un staff de funcionarios con excelente reputación!!

Gracias abrirnos este espacio

Hola Neus,

Gracias de nuevo por esta invitación al debate. La verdad es que no veo razón para que un funcionario deba ser un personaje gris viviendo siempre en la sombra. El hecho de que pueda hacerse visible para lobbies no debería ser un problema si esa marca personal tiene como atributos determinados valores o convicciones.

No creo que en el hecho de ganar una oposición implique condenarse al ostracismo.

Lo que debería ser cuestionable no es la visibilidad en sí de una determinada persona, sino cómo y para qué la usa.

Un abrazo,

Gabriel

“Ganar una oposición no implica condenarse al ostracismo”. Gran frase, Gabriel. Gracias, también a Feinmann y Alejandra, por comentar.

Hola Neus,

Enhorabuena por el post y por darnos la palabra.

Además de todos los pros y los contras que comentas, creo que es importante que el funcionario público no se vea obligado a crear una política con su marca personal en redes sociales que obligue a todos los demás. Entiendo que para una organización, sea pública o privada, es muy importante que haya un pacto para que del equilibro surja, sobre todo, un mejor servicio al público.

Recientemente, en #TATGranada se presentó el caso del Ayuntamiento de Jun, donde el personal de mantenimiento y la policía local atiende y dan cuenta de su actuación a través de twitter. Dejo aquí el link: https://medium.com/@socialmachines/el-incre%C3%ADble-jun-un-pueblo-granadino-gestionado-con-redes-sociales-b3b424e40926

Entiendo que el electricista mejora su marca y, con ello, la de la administración y el ayuntamiento delante de sus ciudadanos.

Un saludo,
David

Gracias, David. El debate es importante, porque entre todos podemos desbrozar el camino.

[…] que trabajaban. Llegados a un punto, trasladaron la reflexión al terreno personal y se plantearon ¿Deben tener visibilidad los funcionarios? Se organizó un animado debate analizando los “pros” y “contras”  de esa […]

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)