Uncategorized

Firmando en Sant Jordi. Horario definitivo

Este es el horario definitivo de mis firmas para 2019.

Firmaré Y tú, ¿qué marca eres? y también las dos primeras entregas de la colección Únicas.  Estar firmando más de un título es una situación excepcional. Para mí es una alegría y una responsabilidad y agradezco desde ahora tu apoyo.

Terminaremos la jornada con un evento de Networking literario organizado por SoWo. El acceso es gratuito previa inscripción.

Leer es una manera extraordinaria de vivir: ¡Feliz Día del libro!

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

Un día, de repente

Hemos vuelto a la vida conocida: a los horarios regulares, el bar donde desayunamos siempre, a las rutinas que nos dan tranquilidad. La vida está encauzada.

Hasta que un día, de repente, algo cambia, se tuerce, crece, aparece, desaparece. Buenas o malas noticias. ¿A qué te aferras cuando todo se mueve?

Esta es la premisa de la que arranca mi novela Caída libre, que se publica hoy. La propia novela es un buen ejemplo de cómo la vida te cambia los planes. Comencé a escribirla hace seis años. En el camino se cruzaron otros libros, vaivenes editoriales, mudanzas. Mi hija –y mis padres- se hicieron mayores. Yo no soy la misma persona que comenzó a escribir esta historia pero hoy miro atrás y pienso: ¡Al fin!

Nos vemos el 20 en Barcelona y el 25 en Madrid. Caída libre ha ganado el V Premio internacional de Narrativa Marta de Mont Marçal y con él brindaremos por esos giros que la vida da y que nos ponen delante de una versión distinta de nosotros mismos.

Y ahora me gustaría dar las gracias.

Gracias por explicarme qué hace una personal assistant y cómo son sus clientes multimillonarios. Gracias por preguntarme qué pienso sobre los escritores y la visibilidad de las mujeres. Gracias por referenciar mi vida a los 50. Gracias por la primera reseña de la novela.

Gracias. Creo que eso es todo lo que puedo decir hoy.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

Amortiza tu experiencia

macedonia“¿A quién le interesa mi propuesta?  Total, ya está todo dicho. ¿Para qué continuar?”.

«Ya está todo dicho». Esta creencia limitadora es muy común en un entorno que privilegia la novedad. Tenemos que innovar nos guste o no.  La frustración arrasa entre quienes tenemos 40+. Y 50+.  Nos afecta más porque a la supuesta falta de originalidad le sumamos nuestra escasa destreza tecnológica.

Vayamos por partes.  Una de las premisa a la hora de operar en el mercado con una marca propia fuerte nos dice que tenemos que diferenciarnos. ¿Qué tal si empezamos entonces con un punto de vista diferente? Éste, por ejemplo.

Eres distinto por lo que has sido. Lo que serás te hará distinto. Lo que has sido te hace distinto ahora. Esa es la ventaja competitiva que puedes comunicar ahora.

Si tu diferenciación se basa en tu trayectoria, ¿cómo puedes amortizar tu experiencia de forma que te ayude a diferenciarte en el mercado?  Te propongo que sigas estos tres pasos: Identificar – unir- traducir.

IDENTIFICA qué has hecho en tu vida. ¿Cuáles son los hitos principales? Además de títulos y cargos, incluye también los logros no formales. Esta recopilación te servirá además para cuando quieras poner al día tu CV.

Buscar en este listado de experiencias cuáles son los RASGOS COMUNES. ¿Qué tienen que ver tu diploma universitario, tu anterior trabajo y la ONG a la que das apoyo? Para encontrar un hilo conductor necesitarás pensar de forma amplia, porque a menudo la relación no es lineal. Confía en tu intuición y dibuja el hilo conductor que conecta los distintos hitos, ya sean formales o informales. Me refiero a lo que Steve Jobs denominaba “unir la línea de puntos”.

Traduce estos rasgos a BENEFICIOS funcionales o emocionales para tu cliente. Más allá de lo que has logrado y de lo que has sido, piensa cómo esa trayectoria hoy beneficia directamente a tu cliente. Como ilustra la fotografía de Ursus Wehrli que acompaña este post, no se trata de explicar cada una de las frutas (CV) sino de proponer la macedonia (beneficios). La macedonia representa tu combinación única de experiencias. Esa combinación sólo puedes proponerla tú porque sólo tú has pasado por ella. Esa combinación es la que te diferencia y la que te permite ocupar una posición singular en el mercado.

Eres distinto por lo que has sido y esa diferencia juega a tu favor a cualquier edad.   Si quieres explorar los aspectos diferenciales en tu trayectoria, encuentras más recursos en Tu plan de visibilidad 40+. También podemos analizarlos juntos ypara poner en valor tu experiencia.

Gracias por dar tu opinión en los comentarios y por compartir esta nota en tus perfiles.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

Colgada del brazo de Un hombre de pago

-¿Qué haremos cuando nadie nos mire? -preguntó una de mis amigas al acabar la cena.

-Pues pagamos  -saltó otra, sin despeinarse siquiera.

-¿Y eso cómo se hace?

El silencio fue total.

Me di cuenta en esa cena y en ese momento preciso que tenía delante un problema (la invisibilidad) y una solución misteriosa (los acompañantes de pago) y me propuse recorrer el camino que iba de uno a otra. Escribí entonces una historia de soledad protagonizada por una dermatóloga en los cincuenta que contrata un gigoló porque está harta de que los hombres no la miren.

Hace exactamente diez años publiqué Un hombre de pago, mi primera novela.  A falta de agente y editor, la autoedité (mil ejemplares en papel, que era lo que se podía entonces) y emprendí mi propia campaña de visibilidad. Hoy celebro el décimo aniversario de esta epopeya privada con una gran noticia: la cesión de los derechos audiovisuales para la película.depago_5_ok_reduced w shadow

Como si lo supiera, Amazon ha decidido sumarse a la fiesta y ha escogido la novela como uno de los títulos en promoción este mes, así que tienes el ebook por menos de un euro.

¿Cómo te cambia la vida pasarte diez años colgada del brazo de Un hombre de pago?  Porque han sido diez años  y la promoción de la novela merece ser contada.

-Mañana salgo en “La contra” de la Vanguardia… hablando de un libro mío… que trata de un gigoló.

Ya está: lo había soltado. En casa ya sabían lo que se avecinaba. Mi padre, que es un campeón, se limitó a responder:

-Felicidades. Me la comparé a primera hora y se lo diré a todos mis amigos.

Mayor vergüenza no pasé, aunque ocasión hubo. A los periodistas lo que en realidad les interesaba de mi novela era la clienta, esa señora que paga a un hombre para que se acueste con ella. Y como ese tipo de señoras son muy discretas, los periodistas decidieron que la autora misma les valía, como si yo fuera una especie de médium. En cinco entrevistas en televisión, casi veinte en radio y otras tantas en prensa me convertí –me convirtieron- en la experta nacional en gigolós.UHDP print media collage

La visibilidad fue la clave para aupar la novela, que cuenta con ocho ediciones en diversos formatos y que se  ha traducido al ruso y al portugués. Los lectores tejieron su propio diálogo y me comentaron sus impresiones. Todavía lo hacen –por suerte para mí: la última mención es de hace apenas unos días y viene de Brasil.

Algunos fueron más allá. Ellas me escribían para saber qué tenían que hacer para contratar, como Rosa, su hombre de pago.  O me contaban historias fallidas de amor. Ellos, en cambio, me contactaban como si yo fuese una headhunter especializada: buscaban trabajo como gigolós y creían que yo estaba en el negocio. Recuerdo perfectamente el señor que me envío la foto como si Un hombre de pago fuera un casting: iba desnudo, con unos calcetines blancos. Unas y otros dejaron en ocasiones su huella en los comentarios que lees en el blog oficial del libro, con el subtítulo preciso de “una novela en busca de lectores”. Allí, a lo largo de diez años, de 374 entradas y casi mil comentarios, se ha ido anotando la singladura que empezó con este post:

«A los 1095 días de conocerle dejé a Iván, el gigoló, en la última barra con la última clienta potencial y me emborraché de alivio. No era consciente entonces de que iniciaba otro proceso, igual de laborioso: la publicación. De este proceso y de su esperado final feliz hablo en este diario digital«.

Concebí Un hombre de pago como la primera entrega de una trilogía que se interroga sobre las mujeres hoy. Mientras atendía correos insólitos y entrevistas capciosas continué escribiendo, acompañada de algunos de los personajes, la segunda entrega: así nació Una mujer como tú.  Ahora trabajo en la tercera parte.

happy birthdayDiez años. Celebro este aniversario con una alegría íntima que hago pública en esta nota. Gracias a cada una de las personas que apoyaron y leyeron y nos trajeron, a Iván el gigoló y a mí, hasta aquí. Y se me ocurre replantear, como homenaje retro, la pregunta de entonces, que es la de siempre:

¿Pagarías porque te miraran?

Gracias por compartir tu opinión en los comentarios.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

La magia del orden

comprar-libro-la-magia-del-orden¿Ser ordenado ayuda a ser más productivo?   ¿O el orden está sobrevalorado?

Yo tiendo a la acumulación: a todo le asigno un valor (crematístico, emocional), todo tiene posibles nuevos usos. O eso creía, hasta que he leído La magia del orden.

Su autora, la japonesa Marie Kondo, es especialista en ayudar a las personas a poner orden en su espacio. Este manual explica su método, el “KonMari”, para reordenar tu vida Suena friki, lo sé. Cuando una amiga convencida me habló del método –y de la nueva vida de sus blusas- la miré con cara de bicho raro.  Y aquí estoy, pregonándolo a mi tertulia, porque en mi caso –y en otros que conozco- ha funcionado.

La premisa de La magia del orden es que en un espacio acogedor nos sentimos mejor y, por tanto, pensamos, trabajamos, en definitiva vivimos mejor. Los cuatro preceptos básicos serían éstos:

  • Para ordenar, primero hay que descartar. Ésta es la norma que más me ha servido: no ordenes sin “hacer limpieza”.
  • ¿Cómo? Para cada objeto, la pregunta del millón: ¿Me hace feliz? ¿Me hace feliz este vestido pasado de moda o lo guardo porque me costó un dineral?  Se trata de conservar sólo aquello que nos hace felices.
  • Ordena por categoría (no por habitación). Si vas a ordenar los libros, localizas todos los que tienes en casa.  Toma cada ejemplar y pregúntate si te hace o no feliz.
  • Despídete de las piezas que vas a tirar. Dales las gracias por los servicios prestados.

En mi caso ha funcionado el descarte. Empecé a experimentar la magia del orden en el armario… y terminé «reordenando» mi cartera de proyectos. Ese es el quid.  Para Marie Kondo – y para mí hoy también- crear un espacio con objetos -proyectos- felices te cambia la actitud. Te acostumbras a la pregunta “¿me hace feliz?” y no paras de hacértela… con resultados insospechados.

Como ves, le hablo del libro a todo el mundo. Debo decir que genera grandes adhesiones – y grandes críticas. Algunos de mis amigos creen fervientemente que un espacio desordenado es el más fértil para ser creativos y felices.

Esta sería entonces la pregunta: Y a ti, ¿te hace feliz el orden? Gracias por compartir tu punto de vista en los comentarios.

 

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

Cómo sacar partido a tu diferencia en dos pasos

La visibilidad privilegia la diferenciación.Diferenciación Express V3

Si subrayas qué hace que tu propuesta sea distinta al resto, te diferencias en el mercado. Tus clientes te ven antes, te ven más y te ven mejor.

Para que puedas beneficiarte de esta estrategia de visibilidad necesitas abordar dos cuestiones clave:  Identificar tu diferencia y traducirla en beneficios. Lo vemos.

¿Qué aspectos diferencian tu propuesta? Puedes encontrar aspectos diferenciales en tu propia trayectoria, en la tipología de clientes a quienes te diriges, en el tipo de producto o servicio que les ofreces.

¿Cómo traduces estos aspectos en beneficios para tu cliente?  El hecho de que tu propuesta incorpore aspectos singulares, ¿en qué le beneficia a él/ella y a su negocio?

Veamos un ejemplo. Supongamos que tu trayectoria profesional incluye una estancia prolongada en el extranjero. Este hecho te diferencia de otros candidatos al mismo proyecto que no han residido fuera (DIFERENCIACIÓN).

Se trata de ver qué beneficios aporta este aspecto singular a tu perfil.  Podríamos pensar que al desenvolverte en un entorno distinto has desarrollado el dominio de otro idioma, has adquirido conocimientos internacionales, has reforzado tu capacidad para la comunicación transcultural y tu capacidad de análisis y te has mostrado flexible y adaptable. Estos aspectos (BENEFICIOS), no la estancia en sí, son los que interesarán al Responsable de Recursos Humanos

Sobre tu diferenciación trata mi nuevo curso en formato express. Lo hemos diseñado para que en tres días puedes identificar aquellas características que te hacen singular y puedas empezar a comunicarlas a tu entorno.  Aquí tienes más información y puedes inscribirte a este curso «flash»on-line.

PD.  Vamos subiendo vuestras fotografías al álbum de Tu Plan de visibilidad.   ¡Mándanos la tuya!

 

 

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

Visibilidad, fotos y vídeos

Para mi alegría veo que a los lectores os gusta tanto la cubierta de Tu Plan de Visibilidad 40+ que publicáis la foto: el libro sobre la mesa, en manos de su propietario/a, en horizontal, en vertical. La más reciente tiene fecha de ayer y la publicó un alumno  leyendo el libro durante mi clase ;)…
ACM

He comenzado a recopilar estas fotografías espontáneas en este tablero en Pinterest. Porque en visibilidad todo suma, en cada foto hemos hecho constar quién la publicó.

Tenemos localizadas 14 fotos.Aquí las ves. Me gustaría llegar a las 40, como el título del libro. Para eso necesito tu colaboración.

Si te animas a publicar una foto con la cubierta del libro en tus redes, ya sea Twitter o Facebook o tu blog, la plataforma que prefieras, ¿podrías mandarme el enlace? Si le pones la etiqueta #TuPlanDeVisibilidad, mejor aún. Gracias desde ahora por esa foto tuya.

Paso a los vídeos. La comunidad Megustaescribir publica esta semana el videocurso que he preparado para ellos y que tú también puedes visionar de forma gratuita en su plataforma.

El curso «Si no te ven, no te leen» consta de cinco vídeos breves en los que explico estos cinco temas:
Tu plan de visibilidad (1/5)
Construye tu marca (2/5)
Del libro al lector (3/5)
Internet para escritores (4/5) y
Ocho estrategias para tu libro (5/5).

Los cursos se dirigen esencialmente a escritores. Si es tu caso, recuerda que en este otro recurso encuentras tu respuesta a la pregunta: ¿Qué tengo que hacer para que me publiquen?

Incluso si no eres autor encontrarás, sobre todo en los dos primeros vídeos, apuntes interesantes para tu propia visibilidad, ya que la trato de forma transversal.

Gracias anticipadas por compartir esta nota en tus redes y por comentarla.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

¿Podría un robot hacer tu trabajo?

CounterpartsEste fin de semana tuve la oportunidad de escuchar en directo al presidente ejecutivo de Google. Eric Schmidt dibujó un futuro que se avecina a mayor velocidad de la que pensamos y que pivota sobre el eje persona/máquina.

Por una de esas ironías tan reveladoras, a los asistentes a la conferencia del presidente de la mayor empresa de información del mundo se nos pidió que no compartiésemos su contenido.  Subrayo entonces que las opiniones vertidas en la nota de hoy son mías.

Escuchar a Schmidt me ha hecho reflexionar sobre cómo la inteligencia artificial está modificando los puestos de trabajo, el tuyo también. En la medida en que la tecnología permite análisis más rápidos de volúmenes más ingentes de datos, la inteligencia artificial empieza a reemplazar a la humana, en especial en aquellas tareas basadas en la repetición.

Esta sustitución no es nueva. Algunos perfiles profesionales se han visto modificados o han sido ya extinguidos.  El cajero automático para bancos se inventa en 1967 y jubila al pasante con manguitos. Hoy la automatización llega a los operarios  que cobran el peaje de la autopista.  Han pasado años, cierto. Pero el ritmo de innovación y de adopción de la innovación se acelera.

Quizás pienses que no te afecta porque tú no realizas este tipo de trabajo. Pero te afecta –nos afecta- porque en mi opinión cualquier tarea que contenga un mínimo de repetición y/o se base en el análisis de datos masivos se automatizará.

Pensemos en un acto tan humano como escribir, con una materia prima tan humana como es la palabra.

¿Quién corrige hoy los textos? El corrector automático de tu programa Word. La primera versión de este software se remonta a 1983.

¿Quién los traduce?  El traductor de Google (2007) se basa en la traducción automática estadística y, por lo tanto, aprende: cuanto más traduce, mejor traduce, porque más datos compila.

¿Cuál es el siguiente paso? Crear el texto prediciendo, por análisis estadístico, cual es la palabra que normalmente precede a la que acabas de escribir. ¿Te parece psicodélico? Autocomplete –esa prestación que te ahorra tener que teclear una palabra entera en tu móvil o barra de navegación- es un algoritmo que aprende:  “Muchos de estos algortimos aprenden nuevas palabras cuando el usuario las ha escrito unas cuantas veces y pueden sugerir alternativas basándose en los hábitos adquiridos de cada usuario”.

La tecnología ha modificado determinados perfiles profesionales: pienso en los agentes de viaje, pero también en los editores y escritores (sobre autores escribí este whitepaper) y en los maestros y médicos. En otros casos, directamente destruye puestos de trabajo por obsolescencia. En contrapartida,  por innovación, creará nuevos puestos.  Nos encaminamos a un mercado de trabajo muy diferente, creo yo.

¿Qué podemos hacer?

Va siendo más urgente de lo que creemos que cada uno de nosotros identifique y se concentre en aquellas tareas y aportaciones profesionales que realiza mejor que  la máquina.  La visibilidad, como explico en Tu plan de visibilidad 40+, se basa en la diferenciación.  Cuando analicemos en qué somos diferentes de la competencia, incorporemos también qué nos hace diferentes de una máquina.

¿Qué nos sale mejor? Cualidad  frente a cantidad.  Piensa en cualquier activo vinculado a la cualidad: la empatía, el carisma, la pasión.  En cantidad nunca ganarás al algoritmo. En cualidad, sí.

A continuación, nos conviene incorporar a nuestro perfil aquella tecnología que nos permite sacar mejor partido de estas cualidades. No se trata de abominar de la tecnología sino de ser estratégicos.  La máquina tiene que trabajar para tí. De otro modo, ¿quién sirve a quién?

Formarnos y actualizarnos también nos ayuda, porque en este nuevo mercado la moneda, más que la información, será el conocimiento.

Esbozo esta primera hoja de ruta desde la convicción de que, cuanto más humanos, mejor.   Echo en falta mayor pensamiento crítico sobre la relación entre la tecnología y la sociedad. Menos “me gusta” y más “pros y contras”, que se nos va a pasar el arroz.

¿Cuál es tu opinión? Gracias por compartir esta nota y por comentarla.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

¿Qué beneficios económicos te aporta un plan de visibilidad?

Esta semana llega a librerías Tu plan de visibilidad 40+, un método en el que ordeno las pautas que inciden en una estrategia de visibilidad. Tu plan de visibilidad.portada

Ser visible es hoy un prerequisito profesional. Si no te ven, no te compran. Ni te contratan. Sin embargo, a mi generación, los babyboomers,  la visibilidad nos da pereza o nos asusta.  A los nacidos en la década de los sesenta  nos educaron en el convencimiento de que el talento brilla por sí solo. Eso ya no es así.  Conste que no estoy hablando de ser mediático, sino de ser relevante para poder optimizar el propio talento y los recursos que genera.

En concreto, desarrollar de forma adecuada tu visibilidad incide directamente en tu nivel de ingresos de dos formas: incrementando tus ingresos o retribución y disminuyendo tus costes. ¿Cómo?

  • Aumentas tu cartera de clientes por la vía de la diferenciación.
  • Incrementas tu salario o retribución por la vía de la diferenciación.
  • Diversificas tus áreas de actuación según tus fortalezas y tu posición en el mercado, reduciendo así el riesgo.
  • Reduces el coste de encontrar nuevos proyectos y nuevos clientes.
  • Abres nuevas áreas de negocio.
  • Optimizas el tiempo y esfuerzos que dedicas a la promoción, especialmente en redes sociales.

 Veámoslo en más detalle

Al segmentar mejor a que clientes te diriges te diferencias de la competencia y encuentras nuevos nichos de mercado.

Al subrayar tus elementos diferenciales, el mercado sabe quién eres y qué ofreces. Resultas conocido para tu público, con lo que reduces los costes de adquisición de nuevos clientes.

Los clientes encajan mejor con tu propuesta, porque queda clara. Por esa misma razón, tu posición en el mercado se hace más sólida y por tanto fidelizas mejor a tus clientes actuales.

 En palabras de Irving Rein y Philip Kotler: «Cuando una persona logra crearse una marca diferenciada, dicha persona resulta conocida para su público objetivo, goza de capacidad de permanencia a largo plazo en su mercado y se diferencia de forma clara y significativa de sus competidores; esto se traduce en una prima económica por su visibilidad».

¿Qué otros beneficios obtienes al desarrollar tu plan de visibilidad?

  • Mejoras tu autoconocimiento y reduces la brecha entre “lo que soy” y “lo que hago”.
  • Te centras en tus puntos fuertes en vez de luchar contra tus déficits.
  • Ordenas tus esfuerzos de promoción: con un plan sabes lo que tienes que hacer –y lo que no te aporta. En veinte minutos al día puedes mantener tu nivel de visibilidad.

Aquí tienes el enlace al libro. Para empezar, esta hoja de ruta te lo resume en una sola página.

Mi objetivo es que los profesionales no perdamos oportunidades mientras esperamos a que «nos descubran».  Ser visible no debería ser agotador, sino una tarea más en la descripción de nuestro puesto de trabajo.

Gracias por comentar y por compartir.

 

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.