¡Loca! Juana, reina de Castilla

Cuando tenía seis años, mi hija Joana se sorprendió al oír hablar de una reina que se llamaba como ella. «Mamá, ¿por qué a Juana la Loca la llaman loca?», me repetía una vez y otra vez. Esa pregunta no la dejaba en paz a ella y ella no me dejaba en paz a mí.

Su insistencia nos trasladó a Toledo, donde la infanta nació. Tres años más tarde, rehicimos, bajo el sol cegador del verano, el camino que la reina recorrió junto al cadáver de su esposo Felipe hasta llegar a Tordesillas.
El interés de esa niña, hoy adolescente, por entender por qué a su tocaya la llamaban loca fue el detonante que nos llevó a las dos a descubrir una vida mucho más compleja que la romántica visión de la mujer que camina de noche junto al féretro de su marido y enloquece por amor.

Juana de Castilla sufrió la precariedad y el maltrato y sobrellevó experiencias de las que pocas de nosotras saldríamos indemnes. La suya es una vida #metoo antes de que el concepto #metoo existiera.

Al final respondí a la pregunta de mi hija -«Mamá, ¿por qué la llaman Loca?»- escribiéndole un libro. ¡Loca! Juana, reina de Castilla es una autobiografía ficcionalizada, en la que la propia Juana nos da elementos para juzgar su mayor o menor cordura.

Ahora puedes escuchar el audiolibro en Storytel.

El mérito es de mi Joana y de su pregunta y escribo esta nota para dejar constancia.