Resultados de búsqueda para: todo-tiene-un-precio

Los Doscientos se despiden

El proyecto de leer Todo tiene un precio junto con doscientos voluntarios, miembros de la comunidad trnd, llega a su final.

La experiencia ha sido para mí muy interesante, como un gran club de lectura en el que intercambiar opiniones. Espero que mi presencia no haya coartado a ningun lector/a a la hora de manifestar su crítica.

Me quedo con la idea de «engancha» y con la propuesta de una segunda parte de la novela, las opiniones más frecuentes. Y también me quedo con el convencimiento de que cuando hay respeto, no hay conversación imposible, ni siquiera entre doscientas personas a la vez.

Estos doscientos voluntarios me han ratificado lo que denomino «la amabilidad de los extraños», la generosidad y dedicación que nos brindan -y no sólo a los escritores- personas a quienes no conocemos.

Un lujo de proyecto, en definitiva.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

La era de la incertidumbre

Mi generación es probablemente la que más garantías de supervivencia  ha tenido (eurocéntricamente hablando);  sin embargo, nunca nos hemos sentido menos seguros.

Vivimos más años y en mejores condiciones. Somos la generación más preparada y, en ella, las mujeres hemos alcanzado cuotas inauditas (lo que no quita que no hayamos pagado un precio considerable).  Estamos acostumbrados a la certeza; tanto, que nos atrevemos a medir cosas como el índice de felicidad de los países. Si encima, como es mi caso, trabajas en Internet, entonces ya la medición es obsesiva: todo puede medirse, todo puede mejorar. No hay límites a la bondad del conocimiento y de la tecnología. Podemos secuenciar nuestro ADN, reproducirnos con asistencia, podemos teletrabajar y tener más amigos (on-line) de los que cabrían en un bar.

Sin embargo, la realidad se obstina en no darnos la razón. Estamos en medio de una crisis que empezó siendo financiera y es ya integral (y de la que no vemos el final). Las prestaciones que dabamos por descontadas a cambio de nuestros impuestos se tambalean (¿quién pagará mi jubilación?). No podemos siquiera viajar con la calma de antes: nos acecha el MV (Maldito Volcán – a mí ya me ha saboteado una excursión), o un terrorista amateur en pleno centro de NY (a donde iré en breve, aunque -todo sea dicho- con el corazón encogido).

La generación más sana y mejor preparada de la Historia se compra pulseras que prometen la paz de espíritu. Es duro entender que hoy sólo la ansiedad nos hará libres.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

Los Doscientos se ponen en marcha

Cuando empezó el proyecto de leer Todo tiene un precio junto con doscientos voluntarios no sabía a qué atenerme: ¿Cómo sería la experiencia de conocer la opinión de doscientas personas que están leyendo a la vez tu novela?

Los Doscientos ya se han puesto en marcha y empiezan a llegar los comentarios. Para mí, la sensación es doble. Por un lado, me deja boquiabierta el modo como los lectores hacen suya la trama. Por otro, ando algo despistada por el alud de comentarios. Quiero participar sin interferir.

Ahora mismo estamos en ascuas, esperando a que todos terminen la novela para poderla comentar sin riesgo de desvelar el final. Mientras, van llegando fotos de libros, de libros y rosas, de libros y lectores, y reseñas publicadas en su casa por quienes ya llegaron al final, como Cristina o Bruna.

De verdad que es emocionante.

PD: Para quienes no pudieron estar en St Jordi: tenemos crónica detallada y reportaje gráfico por cortesía de JP.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

«Todo tiene un precio»: Llegó el Día D

Todo tiene un precioLlegó el Día D: a partir de hoy Todo tiene un precio está ya en librerías.

A menudo me preguntan qué se siente en una fecha como hoy: ¿Es un día especial? ¿Lo celebro? Personalmente vivo la fecha de publicación como una encrucijada. Queda atrás una etapa de trabajo y nervios. Por delante, la esperanza: espero que la novela sea relevante para quien la lea, que de lugar a una conversación sobre cómo trabajamos hoy y qué sacrificamos por nuestras carreras. Me gustaría que se vendieran muchos ejemplares, claro, y que despertara interés.

Pero hoy, concretamente hoy, el mundo se detiene. Los lectores todavía no han tenido tiempo material de comprar el libro y mucho menos de leerlo. Estamos, ellos y yo, en el limbo, a la espera.

Este tic-tac se pasa con los ánimos de familiares y amigos -incluídos, por supuesto, los de Todo tiene un precio en Facebook. Ahora estoy en el despacho, trabajando. Al mediodía me escaparé a una librería a ver si veo a la nueva criatura en la mesa de novedades. Por la tarde, iré a comprar (la nevera está vacía después de vacaciones). Seguramente brindaremos. Seguramente leeré un rato antes de acostarme. Y más que seguramente continuaré dandole vueltas a una historia nueva que ya me tira de la manga y que quizás, sólo quizás, acabe convirtiéndose en una nueva novela, con su fecha de lanzamiento y su día D.

Continuamos entonces.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

Todo tiene un precio

Alienta Novela / Planeta, 2010

¿Qué va antes, tu vida profesional o tu vida personal? Si te apuntas a un postgrado para potenciar tu carrera, ¿tu jefe te apoya o cree que le vas a quitar el puesto?

bocadillo «—Buenas tardes a todos. Bienvenidos al postgrado de Marketing».

flecha  Continua leyendo el 1r capitulo.

flecha  Cómpralo en:

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

«Todo tiene un precio»: Empieza la carrera

Todo tiene un precioLas pruebas de Biatlón en los JJOO de Vancouver me hicieron pensar que los escritores somos como biatletas pero al revés. Los olímpicos alternaban los tramos de carrera con las pruebas de tiro. Llegan al campo de tiro con las pulsaciones a mil y el reto consiste en serenar el ritmo y el pulso y concentrarse en la diana.

Yo voy al contrario. Pasó el tiempo concentrada, con la mirada puesta en la escritura, esforzandome por dar en el mensaje. Entonces llega la publicación y toca calzarse los esquís promocionales y salir a toda pastilla.

Todo tiene un precio se distribuye el 6 de abril. Falta un mes. La novela ya puede reservarse en Casadellibro.com y aparece en la nueva web de Planeta, todavía en beta.

¡A correr!

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.