Visibilidad para veteranos | Neus Arqués

Visibilidad para veteranos

“La veteranía es un grado” es una frase que pronunciamos… los veteranos.  Aunque no me asocio con el adjetivo “veterana”, porque me recuerda a “provecta” (a su vez sinónimo de “maduro, viejo, caduco”), sí siento que a menudo el valor de la experiencia sólo computa para quienes la tienen. Mejor dicho: La tenemos. Por bien que salga en las fotos de perfil, tengo cincuenta años, no treinta … ni voy a fingir que los tengo.

Ahora vendría la queja de “vivimos en un momento en que la sociedad valora sólo la juventud”. En inglés existe el término ageism para designar la discriminación por razón de edad. Nosotros todavía no hemos acuñado una palabra específica. Y recordemos que lo que no se nombra, no existe.

Por otro lado pienso: “Bueno… ¿Y qué?”. Desde luego no considero mi edad una condena irrevocable. ¿Qué vas a hacer? ¿Quedarte en un rincón? Porque lo cierto es que hoy a la “provecta” edad de cincuenta años eres invisible. Y si eres mujer…, ahí ya me desato.

Fabulous Fashionistas card   Por suerte, los tiempos están cambiando. Mira sino a las fabulous fashionistas. Son cuatro mujeres con una media de edad de ochenta  (¡ochenta!) años, con una energía y una estética que te dejan pasmada. El canal británico Channel 4 las ha hecho visibles en un programa especial donde las interpela acerca de cómo se cuidan y por qué. Una de ellas afirma con mucho desparpajo: “Por encima de todo, no te vistas de beige ¡Eso sí que mata!”.  Yo lo traduzco como “No te hagas invisible”.

Rectifico. Sí tengo treinta. Y cuarenta. Están todos dentro de mis cincuenta. De no haber sido quien fui no sería quien soy. Como apuntaba Oscar Wilde, “no puedes conseguir experiencia a cambio de nada”. Ontológicamente la experiencia “free” no es posible. Sin vida no hay experiencia. Más que tenerla, hemos pasado por la experiencia.

Visibilidad para veteranos. La cuestión es difícil, pero es necesaria. A nuestra edad, no basta con tener una opinión. Tenemos que darla. Por eso y para eso necesitamos primero ser visibles. Sin visibilidad, no nos prestan atención. Ese es mi mantra.

Visibilidad para veteranos. ¿Qué te parece el tema? ¿Cuántos años tienes? ¿Qué tal los llevas? ¿Cómo gestionas tu visibilidad? ¿Cuál es el principal reto?  La tertulia está abierta por supuesto a todas las edades. Estoy trabajando ahora mismo en la cuestión y las aportaciones y referencias me ayudan, así que te doy las gracias por la tuya.

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

A punto de cumplir cuarenta y cinco me siento mas viva que nunca. Esplendorosa y llena de energía. Quizá sea esa veteranía de la que hablas, no lo sé. Solo te puedo decir que ahora ya se lo que quiero en la vida y visible? creo que soy mas visible que nunca!

Llevo el pelo pelirrojo y me encanta vestir con colores alegres…

Me encanta tu blog! Felicidades!!

Has tocado un tema interesante: Cuán visibles somos a la edad que tenemos y cómo lo gestionamos. En cierta forma depende del objetivo que queramos alcanzar, ¿no?

El tema es apasionante, teniendo en cuenta que nuestra calidad de vida ha cambiado y tenemos diez años más de vitalidad que nuestros abuelos.

Tengo 45 años, ¿y?. Los llevo en el bolsillo, sin embargo muchos de mis amigos empiezan con la frase..es que con la edad que tenemos…Esta cantarela a mi me crispa, me enciende.

En algunos casos me demuestran su apatía y conformismo ante cualquier situación justificada por la edad. Algunos/as, ¡ya hablan de su jubilación!

La visibilidad la gestiono..com si com sa…hay que mejorarla bastante. Aunque con mi blog, poco a poco, la voy consiguiendo.

Mi reto…dar la vuelta al mundo en velero mientras vendo infoproductos en internet, ¿fácil? no, pero no es imposible.

Juanjo

Hola a todos.

Es un tema que a proposito deja huella en la mente de aquellos que menosprecian la experiencia y le dan la connotacion de caduco.
En la vida actual la edad solo es un numero, donde se suma conocimiento,experiencia de vida,sabor de instantes compartidos,olores de vibrante frescura y un enorme sentimiento de esperanza para seguir cumpliendo con un proposito de vida. Enhorabuena y felicidades a lo que llevamos ese numero magico del cinco ,como la flor pentagonal de maravilloso significado.

Me ha encantado el post. Tengo 68 años y las cosas (creo) un poco más claras que a los treinta, a los cuarenta,… Además, hago lo que me apasiona: escribir, hacer fotos, estar con mis amigos y con mi nieto, leer. No entiendo la obsesión por la edad: yo nunca recuerdo los años de mi gente, ese dato no me parece relevante. Para mí, la edad se lleva en la cabeza y en el corazón. Ah, y dejé de teñirme el pelo para “lucir” canas, pero últimamente me apetece ponerme una mecha morada, naranja, azul… ;-).
Besos, Neus.

@Sus: “esplendorosa” es un gran adjetivo. Es fuerte. Sigue así!

@Juanjo: Seguro que es posible. Tengo una amiga que está navegando en un proyecto parecido al tuyo. Cuando zarpes, te vendré a despedir 🙂

@Esperanza: 50 como flor pentagonal no se me había ocurrido. Lo pensaré.

@Ludovica: “Playa borrada” es una historia enorme. Has sido valiente al escribirla. ¡Sigue!

Gracias a todxs por comentar.

¿Alguien más me cuenta su experiencia con la edad?

Hola Neu, en primer lugar quisiera felicitarte por tu trabajo: me parece tremendamente interesante. Tengo 47 años y me siento como en un punto de inflexión, en el que parece que alcanzo la Paz interior, tengo energía para muchas cosas, pero pondero las consecuencias de mis actos mucho mejor que hace 20 años. Es una media con la que me quedo. Vamos, que firmaba ahora mismo. Como se que no es posible, trato de ver lo bueno que hay en los años que alcanzaré antes que tarde y las espectativas no son malas. Me has dado una valiosa clave con lo de la visibilidad en la madurez, asi que… ME VOY A LA CALLE!!!!
Raúl

Saludos, Neus
La verdad que antes de cumplir los 50 tenía mucha preocupación. Pero, una vez pase esta edad me di cuenta que no pasa nada. La vida, es la vida. No hay que dividirse si eres viejo, si eres joven. Es entender los tiempos que estamos viviendo. La existencia es un regalo. Agradecer cada día. Y, sentir que somos principiantes. Dispuestas a aprender. Claro, la experiencia te da una serenidad y una capacidad de análisis distinta. Por el contrario, después de los 50, y tengo 57 siento que he empezado la vida con más libertad.

Neus, ja em coneixes, en tinc 60,no sé si soc visible o no, potser millor ser invisible, pots espiar, tafanejar i ningú et veu, un gran avantatge competitiu. Gràcies pels teus consells.

@Pura: 100 de acuerdo.
@Marcel: si és volguda, la visibilitat no fa mal 😉

Neus,

Siempre provocadora Neus, con los temas que sacas en tu web! Qué crack!
Me tocas de pleno, pequeña, así que te dejo el enlace a un post que he escrito y que ha sido el trabajo, esfuerzo, perseverencia y talento de casi 4 años. Un proyecto , por cierto , del que tu sabes desde el principio. Recuerdo cuando te lo expliqué, creo que por aquel entonces lo titulaba como “La nostra Mirada”o tal vez ya era “SHIFTING”. Siempre con Respect for traditions and Love for Vanguards! Luego se han sumado, ARt, Festival, … y bastantes csosas más. Valor? El Valor es la esencia!

Recuerdo que te dije, me gustaría hacer esto, y esto y esto, pero tengo 47 años (era el 2009) y dos niños, una pequeña de 3 años…
Y tú me dijeste,:
Ah, ¿tienes alguna discapacidad que yo desconozca?
No, claro que no, creo que tengo un gran pdoer creativo, pero la sociedad me has rcortada las alas por ser mujer, madre, autónoma y tener casi 50 años.

Y tu continuaste? Y crees que has hecho algo mal?
No, por supuesto! He cuidado de mis hijos, he estado por ellos, y he invertido en ellos porque invertir en ellos es invertir en la sociedad de futuro. Creo que no soy yo la que se equivoca,.. es la gran hipocresía social que nos rodea!-dije

Entonces qué? Pues adelante, no? -re-afirmaste
Me reí contigo,y te dije, : Es cert, no sóc jo, la que està fora! Jo estic dins, molt, molt endins!
VAig riure, Neus i em vaig refotre de tot plegat fins arribar a materialitzar el meu projecte la setmana passada:
ART SHIFTING DAY
Sense patrocini (com no pdoria ser d’una latra forma, _gran carcajada aqui, pleaseeeeeee) però es va materializar:
Una nova, sana i criatura que ja és entre nosaltres!
http://nuriaantoli.wordpress.com/2013/11/09/art-shifting-day-when-dreams-come-true-part-i/

Gràcies i Enhorabona, Escriptora !

Me encanta la reflexión que haces sobre tus treinta y cuarenta años, todos dentro de tus cincuenta…Ya casi sobra lo demás, porque como bien dices en el artículo, más que tener experiencia, -ya- hemos pasado por ella.
Ahora, con más de 50, gestiono mi visibilidad en la medida en que necesito que los otros me presten atención, dependiendo de lo que me afecten o me importen en cada momento, cada día o cada situación. Por supuesto, también depende del objetivo que pueda tener, pero reconozco que, aunque necesito de esa visibilidad, nunca antes como ahora me importó tan poco el que me presten atención o ser invisible, porque me siento bien con esta edad y mi opinión, la doy cuando lo considero oportuno, aunque a nadie le interese y nadie escuche. Los años (con todo lo que esta palabra incluye) me han dado la seguridad personal y la flema para, siendo yo misma, actuar en consecuencia. ¿No le ocurre lo mismo a todos los veteranos?
Un saludo.

Ayy, el beige!!!
¿Sabes? Siempre visto con otros colores y, de repente, busco el beige en mi armario para diluirme en el entorno, y nunca lo encuentro!
Por suerte, para esos casos en los que buscamos “invisibilidad” el negro y el gris también nos vale, no?
Sí, lo confieso, a veces busco el mimetizarme un poco…

Este comentario, real como la vida misma pero en clave de humor, va encaminado a hablar de lo complicado que resulta el manejo voluntario de la visibilidad, y también la invisibilidad, claro.

@Peligros: la “flema” puede llegar a ser estratégica.
@Maite: complicado, complicado…
Gracias a las dos por comentar.

¿qué te voy a contar yo con mis recién 65 y empezando proyecto? Hoy acabo de subir a Youtube mi primer mini.video anunciando un webinar. Vale, mentalmente, emocionalmente, espiraitualmente, e incluso fisicamente, me encuentro mejor que hace años. La Veteranía me gusta. Ahora bien, ¡qué poco me gusto cuando me veo tras la cámara! Y no, no creo que el tema sea que me falta maquillaje. Consuèlame diciendo que en unos cuantos videos más me veré mejor:
– porque ya me habré acostumbrado a verme…
– porque habré mejorado…después de haber pasado por uno de tus cursos, o consultas.
Ya veo, he de pedirte hora !!!

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)