¿Por qué no? Cambia de enfoque | Neus Arqués

¿Por qué no? Cambia de enfoque

Una manera de diferenciarse es cambiar de enfoque. Hacer las cosas de forma diferente o hacer, directamente, cosas diferentes.

Para cambiar de enfoque tenemos a nuestra disposición dos preguntas muy potentes y un tanto temerarias:

La primera  se confronta con la creencia : “Esto siempre se ha hecho así”. ¿Por qué? ¿Podría hacerse de otro modo? ¿Qué consecuencias tendría el cambio?

La segunda se confronta con la imposibilidad: “Esto NO puede hacerse”. ¿Por qué no? Está mal visto, es muy caro, resulta incómodo… También puede declinarse en versión castiza: “¿Y quién dice (que no puede hacerse)? Todo apunta a que nos preguntemos: ¿Cómo se puede eliminar la objeción?

Ambas preguntas son, de hecho, simétricas. Ambas nos abren perspectivas diversas que podemos explorar.

Algunos ejemplos:Qantas02_F1A4A480-A5F0-11E3-ACD4005056A302E6

Para promocionar sus nuevas rutas, la línea aérea Quantas decidió ofrecer a sus pasajeros libros editados por ella, con la peculiaridad de que su lectura duraba lo que duraba  el trayecto.  Por lo tanto, el criterio editorial era la extensión. La colección, con el título “Stories for Every Journey”, se basaba en el cálculo de que un lector lee, de media, entre doscientas y trescientas palabras por minuto. Por lo tanto, el tiempo de lectura se hace coincidir con la duración del vuelo. Los libros no se organizan por género, si no por trayecto. Este vídeo resume el proyecto de forma precisa.

¿Por qué una línea aérea no puede editar novelas? ¿Por qué los libros no pueden seleccionarse según el tiempo estimado de lectura?

¿Pueden las marcas high Street conversar con los usuarios? La firma Giorgio Armani decidió debatir sobre moda no con las it-girls del momento sino con todos los fans y organizo los Armani Tweet Talks. Los fans pudieron interactuar con los expertos en debates específicos a propósito de temas como la moda y el cine.

¿Se puede enseñar a vivir bien? El ensayista Alain de Botton apostó en 2008 por lanzar la School of Life, una especie de ágora moderna con cursos peculiares: “Cómo no preocuparse por el dinero” o “Cómo conciliar”. El proyecto ha funcionado: en estos momentos The School of Life está en proceso de expansión internacional.

De Botton ha lanzado además, como parte de la promo de su nuevo libro, “The Philosopher’s Mail”, el primer periódico redactado íntegramente por filósofos. De entrada no está mal: fundar un periódico para promocionar un libro. Las secciones llevan nombre tan evocadores como “Utopía”, “Tragedia”, “Capitalismo”…  Los artículos reformulan en clave filosófica las noticas destacadas por la prensa “normal”.  Puedes leer, por ejemplo, qué nos dicen los pantalones tejanos de Larry Page, CEO de Google, sobre el concepto de jerarquía (bajo la anécdota subyace un mensaje menos sonriente).

En resumen: Por qué. Por qué no. Y a tirar millas y ver dónde nos llevan las respuestas.

Gracias por compartir esta nota y por comentarla.

 

 

 

 

 

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

A esa misma cuestión llevo dándole vueltas desde que cree mi blog. ¿Cómo diferenciarme? Los ¿por qué no? son complicados de esquivar. Lo mismo que queremos destacar, hay veces que no queremos destacar tanto y usando un “por que no” nos podríamos pasar de destacar. Esto escoño ese dicho de “no hay publicidad mala”.
Supongo que la cosa consistiría en encontrar un equilibrio de esos “por que no” o quitarse todos los prejuicios e ir a por ello pase lo que pase, como han hecho los ejemplos que has puesto.

Un post muy inspirador, Neus!
Creo que la realidad es a veces algo cruel con aquellos que tendemos a dejarnos llevar por el “¿porque no?”, ya que siempre lo acompañamos con una larga lista de “ysis”, es decir ‘y si va mal’ ‘y si no me sale’…
En cualquier caso, tener miedo a algo no significa que no estemos preparados para afrontar nuestro temor si fuera necesario, así que a dejarse llevar y a probar cosas nuevas, ¡claro que sí!

Gracias, Neus.
Como siempre, muy interesante tu post.
Creo que preguntarnos “¿por qué no?”, es el primer paso para atrevernos a ser creativos.
Un saludo!

“Quitarse los prejuicios”, “tener miedo”, “atrevernos”…
Eva, Missohlaura y Jorge: vuestros tres comentarios asocian de alguna manera la diferenciación al temor.
Claro, diferenciarse impone respeto. Pero más miedo me da que se pierda talento porque nadie lo ve.
Por eso comparto estas notas: por si sirven. Y por esa misma razón agradezco que las hayáis comentado.
Un abrazo

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)