Co-gestión: Te posicionas vs te posicionan | Neus Arqués

Co-gestión: Te posicionas vs te posicionan

Descubro que este blog aparece como el quinto más influyente en la categoría de Ciencia y Cultura, según el estudio realizado por la empresa MyObsever. Contenta y sorprendida. La sorpresa es triple: primero, porque no conocía el estudio. Segundo, por la categoría en que aparece mi blog. Tercero, porque en esa categoría soy la única mujer.

Uno de los cambios fundamentales que introduce Internet es la denominada “co-gestión”. Somos tantos y comunicamos tanto que el resultado final es la suma de muchas opiniones particulares. Por lo tanto, son perfectamente posibles sorpresas como ésta: tú te ubicarías en una categoría (Gestión de la Visibilidad, vinculada al Marketing) y los usuarios en otra (Ciencia y Cultura).

De la cogestión se ocupa Everything is Miscellaneous, obra de David Weinberg, uno de los firmantes del Manifesto Cluetrain. Con el subtítulo  “El poder del nuevo desorden digital”, el libro se resume en cuatro claves:
1. Cada vez existe más información.
2. Ésta ya no se organiza de un único modo.
3. Son los usuarios quienes cogeneran contenidos al clasificarlos.
4. Estos cambios afectan al “monopolio del mensaje”.

El autor parte del análisis de cómo se organiza la información en el espacio físico: “los objetos físicos pueden estar sólo en un determinado lugar en un determinado momento” (p. 5). Sin embargo, al pasar del átomo al bit, el conocimiento supera esa limitación. En este nuevo entorno, “debemos abandonar la idea de que existe sólo “una manera correcta” de organizar el mundo” (p. 9).  Weinberg concluye que en la sociedad digital, donde una información puede “aparecer” en distintos sitios a la vez, es ineficiente pensar en una taxonomía universal dirigida por un solo individuo /institución. Nadie da ya al abasto. Las personas o instituciones “filtro”, que deciden qué se clasifica y dónde, qué se comunica y cómo, están en declive.

Contexto y etiquetas
Sin embargo, el ser humano continua necesitando de un contexto para las informaciones que genera / recibe, para dotarlas de sentido. Éste se lo proporciona una “nueva taxonomía” que, en Internet, realizamos de forma colectiva mediante las etiquetas (tags). Las etiquetas son las categorías que cada usuario crea a su conveniencia para clasificar contenidos digitales, ya sean posts, libros o fotos. Estos tags contribuyen a la indexación colectiva de los contenidos que hemos generado y permiten que sean encontrados por otros usuarios. Porque hoy el conocimiento no se encuentra ni en el individuo ni en las masas: se encuentra en el grupo.

Principios de actuación
Para facilitar la vida en este entorno misceláneo, Weinberg propone cuatro principios estratégicos:
1. Filtrar de salida, no de entrada. Lo importante es lo que encuentras, no lo que buscas.
2. Ubicar la información en todos los puntos donde sea posible: superadas las limitaciones físicas, conviene clasificar la información en todas las categorías que puedan acogerla.
3. Todo son metadatos. Hoy llamamos “metadato” a lo que sabemos y dato a lo que buscamos.
4. Ceder el control. Los propietarios de la información ya no pueden controlar cómo se organiza, dado que la organización es múltiple en función de la búsqueda de cada usuario.

PD: Más reflexiones y recursos sobre visibilidad, disponibles cada semana suscribiéndote a La Lista.

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

Hola Neus,

Interesante aplicación práctica del principio de Weinberger aunque la categoría de ciencia y cultura me parece enorme y no muy adecuada.

Dejo aquí para el que quiera dar un vistazo a un resumen más extenso de libro de Weinberger el post que hice en mi blog: http://ecosdesumer.wordpress.com/2012/11/15/sobrevivir-en-la-macedonia-nuevos-modelos-editoriales/

La verdad es que ha sido de los que más entradas han cosechado!. Aprovecho de nuevo para agradecerte que nos los recomendaras y te deseo un buen 2013!. Esperamos tus actualizaciones

Antonio Adsuar

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)