Un hombre de pago y cuatro años de amor | Neus Arqués

Un hombre de pago y cuatro años de amor

   Se cumplen ahora cuatro años desde que empecé a escribir este  otro blog
  
   En octubre de 2005 había terminado Un hombre de pago y, sencillamente, no sabía qué hacer con la novela. Empecé entonces un camino cuyas peripecias me propuse documentar en público.
   
   El esfuerzo ha valido la pena. La novela pasó de la autoedición a ser publicada por Umbriel. Conseguimos siete entrevistas en televisión y una docena en radio, además de más de un centenar de referencias en Internet y apariciones en los medios impresos, con la contra de La Vanguardia en cabeza. En el plano internacional, hoy Un hombre de pago puede leerse en ruso y en portugués.
    
   Hablo en plural -conseguimos- porque estos logros son mérito de muchos. De los lectores que han leído la novela y comentado estos posts, de los que participaron y continuan asistiendo a los eventos y, en especial, de los 10 intrépidos voluntarios que en febrero de 2006 dieron un paso al frente y se apuntaron al Experimento: aceptaron leer la novela de una desconocida y reseñarla. Su apoyo fue fundamental. En algunos casos, aquella conversación continua y se ha transformado en amistad. Estoy hablando -aunque cueste de creer- de un tiempo en que NO existían las redes sociales y, como quien dice, los blogs estaban empezando a prender.
    
   Ahora paso poco tiempo en esa casa digital: hace un año me mudé a este blog, un piso más amplio, en el que continuo obsesionándome en público por la invisibilidad de las mujeres, por el futuro de los libros y por la vida en general. 
        
   Pero aquel blog continua activo, como testimonio de estos cuatro años de amor y como caso de estudio. La experiencia ha quedado recogida en Marketing para escritores, donde detallo las distintas iniciativas desarrolladas. Me alegra además saber que el experimento se está analizando en entornos académicos (agradezco a Pablo Odell que me haya enviado la fotografía del seminario impartido con Martín Gómez en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá).
pablo-y-martin-en-bogota-agosto-092
     
   Nunca hubiera pensado, hace cuatro años, que llegaríamos hasta aquí y que el camino sería tan apasionante. Termino entonces con el primer post –así empezó todo– y con mi agradecimiento a quienes han andado junto a mí, colgados del brazo de Un hombre de pago.

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

Hola Neus,

Descubrí tu hombre de pago este verano después de asistir al interesante curso que impartiste en la Pompeu. (Aprovecho para recomendarlo a todos aquellos que quieran explorar y descubrir el mundo 2.0. con herramientas eficaces y útiles). Debo confesar que “Un hombre de pago” me enganchó y no paré hasta acabarlo, porque una palabra invita a la otra y hace que la historia fluya… En fin, que me gustó mucho y espero tener tiempo para leer tu otra novela.. De momento, leo estos posts que siempre me resultan interesantes.
Saludos

En la Universidad Apostólica Mariana del meu Replà, també s’està analitzant l’obra a fons. Prometem un parell de salves i avemariee.

¡Felicidades, Neus! Supongo que todos quedamos emplazados para dentro de tres años y medio, cuando se cumplan cuatro de tu segunda novela. Será el momento para un post que destile tanta nostalgia como éste (porque te ha salido nostálgico…).

Abrazo.

@Yolada: me ha llamado la atención el paso de “Visibilidad” a “Un hombre de pago”. ¡Justo lo que comentamos en el curso! Gracias por compartir.

@Veí: Mariana? Mariana! 🙂

@Jaime: Espero que nos veremos antes de cuatro años. Y sí que hay nostalgia, sí….

Hola.

Acabo de descubrir tu blog. Recorremos los mismos senderos: en NOIR 483 llevo cuatro años publicando el grueso de mi poesía y estoy a días de lanzar mi primer issuu con todos los contenidos ordenados de esta etapa.

Ha sido un placer encontrarte y documentar un esfuerzo que no es insular.

Espero continuemos la comunicación.

Desde Bogotá, Colombia.

Jonás Vergara.

El tiempo, Neus, pasa tan rápido que da vértigo…

Sí, vale la pena, Neus.
Muchísimas felicidades.

Un trabajo excelente Neus, pionero y ejemplo para muchos. Me alegra verte en tan buena forma

Juan

@Jonás: yo tb lo espero

@tskno: Y nosotros que lo veamos (de hecho, tú y yo lo hemos ido viendo, ¿no?)

@Fernando y Juan: espero que lo celebremos en la presencialidad pronto.

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)