Neus Arqués | Web oficial de Neus Arqués, escritora, analista y conferenciante - Part 3

El primer metadato de tu marca personal

Hoy todo son datos. Datos y más datos. Datos sobre datos.

A las personas también nos definen los metadatos.  Hoy hablamos del más importante para tu marca personal: tu nombre.

Tu primer metadato es tu nombre, porque es el que introduce tu marca.

¿Qué sucede entonces cuando otros -o tú mismo- se refieren a ti de formas distintas? Quizás en unos casos emplees sólo el primer apellido y en otros en cambio utilices ambos. O tienes un nombre compuesto que abrevias según la ocasión.

Tú siempre eres la misma marca, pero tu denominación cambia y eso genera confusión, no tanto a las personas -o no sólo- sino sobre todo a los algoritmos.

Y si hablamos de algoritmos, volvemos a los metadatos.

A los datos que definen otros datos les llamamos metadatos. Simplificando: un metadato es un dato que cualifica otro dato. Por ejemplo, los metadatos que definen un libro incluyen su título, el nombre del autor, la editorial que lo ha publicado, su ISBN… Todos estos datos aportan información sobre el libro en cuestión.

Si eres un profesor, investigador, autor o cualquier otro tipo de creador, la manera como tu nombre y apellidos es recogida por los algoritmos donde aparece tu trabajo es clave. Tu nombre y apellido debe constar siempre del mismo modo, para que el algoritmo te reconozca como una sola persona. Pero a menudo esto no sucede. En los libros que he publicado, mi nombre y apellidos aparecen:

El motor de búsqueda puede creer que se trata de cinco autoras distintas.  En este caso, al usuario que busca mis libros puede que no se le muestren todos los títulos. O que las ventas totales de libros no se acumulen, cosa que me perjudica en el ranking.

En el Congreso eBook descubrí que la solución a esta dispersión es un identificador denominado ISNI.

ISNI es un estándar global que permite identificar las identidades públicas en todos los ámbitos creativos. Estas identidades públicas somos nosotros, las personas. Un único identificador indica que las distintas fórmulas de nombre y apellido corresponden a la misma persona. La agencia ISNI mantiene una base de datos de diez millones de identidades, de las cuales nueve millones corresponden a autores o investigadores.

Si ese es tu perfil, en este enlace puedes comprobar si estás en la base de datos. También encuentras el formulario por si necesitas modificar algún dato. Mi experiencia es que las solicitudes se atienden de forma muy eficiente y con celeridad.

Si no encuentras tu nombre y crees que necesitas un identificador, puedes solicitarlo a la agencia que gestiona el registro ISNI en tu país.

Te animo a compartir este texto con un/a colega que pueda estar en esta situación: compartir información refuerza tu red de contactos.

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


3 Personas comentan