Game over: Aprender del fracaso | Neus Arqués

Game over: Aprender del fracaso

  “Nadie escribe sobre el fracaso porque nadie está dispuesto a reconocerlo”. Estas palabras posicionan, ya al inicio, uno de los libros de gestión más útiles que he leído en mucho tiempo.

En Game over: Los 13 errores que me llevaron a cerrar mi empresa (Netbiblo, 2010)  Javier Regueira analiza los tropiezos empresariales más comunes.  El autor parte de su experiencia personal y ese es uno de los principales méritos del libro: la capacidad de extraer enseñanzas prácticas y generales de un caso concreto, el suyo. No será éste el primer manual de prevención de fracasos, pero puede que sea el primero escrito por un “emprendedor fracasado confeso”.

Javier se puso en contacto conmigo hace meses, a raíz de mi Marketing para escritores. Por sus correos deduzco que es un tipo cabal y con la cabeza bien amueblada. Me alegro de haber contribuido -ni que sea remotamente- a que Game over haya visto la luz. Vivimos en un tiempo y un lugar dominados por la hipérbole, donde todos somos estupendos todo el rato. La nuestra es una cultura que valora el triunfo (cuanto más rápido y mediático, mejor) y no reconoce el error como fuente de crecimiento. Nuestra tolerancia social al fracaso es muy baja.

Que Javier Regueira “se atreva” a compartir su experiencia como emprendedor fracasado y que sea capaz de ver más allá de lo que no salió bien y socializar el porqué me merece un gran respeto. Además, el libro -un breviario casi, por extensión y tamaño- está escrito de forma clara y ágil, con fuentes documentadas y con los datos apropiados.

Si de mí dependiera, Game over sería lectura obligatoria en las escuelas de negocios y en las incubadoras de empresas y allí donde haga falta una dosis de sensatez empresarial.

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

Me gustó lo de “Vivimos en un tiempo y un lugar dominados por la hipérbole, donde todos somos estupendos todo el rato”. Eso es lo que se suele ver por estos mundos de las redes y los blogs. Uno diría que no hay crisis y que a todo el mundo le va estupendamente. ¿Tanto cuesta admitir que las cosas no van bien?
En fin… seguro que el libro es muy bueno.

David: cierto. Igual sería deseable más transparencia. Gracias por comentar. Y sí, el libro es muy bueno!

Gracias por tu post y por ayudarme a divulgar mi libro. Efectivamente la principal idea que el libro desarrolla es una invitación a relativizar el concepto de “fracaso”. Si te digo la verdad, más allá de la frustración normal al haber cerrado aquella empresa, no me siento un “emprendedor fracasado” en términos absolutos. Ni, naturalmente, un “emprendedor exitoso” ahora que estoy en otras cosas que van bastante mejor. No sé si el libro es muy bueno como generosamente anticipa David Soler, pero sí sé que es muy honesto y muy diferente. Te mando un beso fuerte, Neus.

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)