Visibilidad: A favor (y en contra) | Neus Arqués

Visibilidad: A favor (y en contra)

   Vivimos en la era de la visibilidad. Por un lado, necesitamos ser visibles para ser tenidos en cuenta. Por otro,  la tecnología digital democratiza el acceso a la visibilidad. En medio, nosotros.

  Lo que no se ve, no existe. Los profesionales y las marcas por igual necesitamos significarnos en un entorno saturado de mensajes. No importa el sector en que nos movamos: la cacofonía es ensordecedora (hay tanta oferta, tantos mensajes, tanto debate). Lo sabemos y buscamos el modo de hacernos notar. En nuestra ayuda acuden las tecnologías y plataformas digitales, que permiten (a unos costes inimaginables hace sólo cinco años) emitir el propio mensaje.

   Sin embargo, todavía no ha calado la noción de que la visibilidad por sí misma no aporta valor. Se trata de que nos vean aquellas personas a las cuales nuestro mensaje puede resultar de interés, porque es relevante o pertinente PARA ELLAS. Entonces, todo ejercicio de visibilidad empieza con la pregunta: ¿A quién me dirijo?

  Esa pregunta requiere un análisis previo de la propia oferta y de la demanda en la que puede encajar, seguido de una estrategia para llegar a ese público concreto. Ambos ejercicios consumen recursos y demasiado a menudo se dejan de lado en favor de una comunicación masiva, no discriminada, que se limita sólo a añadir ruido. Puras perdigonadas digitales.

  Que una editorial vuelque su catálogo en Internet sin una estrategia previa no la hará visible en el marasmo de ebooks. Que una empresa publique su web sin una estrategia previa no la hará visible en su sector.  Nadie lo es todo para todo el mundo. La visibilidad indiscriminada es puro ruido. Se acabaron las audiencias masivas y el “gran mercado”, tan útiles durante el reinado de la televisión y otros medios convencionales. En un contexto de hiperfragmentación digital, disparar a todo lo que se mueve no sirve, sencillamente, para nada.

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

[…] This post was mentioned on Twitter by Roger Michelena, ma_martin. ma_martin said: Tan evidente como improbable. —> RT @Ediciona: Visibilidad en la red: A favor (y en contra) http://bit.ly/ErKRA […]

M’ENCANTA EL TEU POST NEUS. No creus que tot això és el principi de la comunicació autèntica? Una audiència masiva era real o imposada?
petons,
Nuria

Hola Neus

He leído tu libro Marketing para escritores y es realmente muy bueno. ¡Muchas gracias por la ayuda!
Hablas mucho de la visibilidad en el libro y coincido plenamente en que eso es lo más importante…
Gracias de nuevo.

@Nuria: era possible. Avui, ja no.

@Leticia: gracias a ti por leerlo y compartir.

Estimada Neus: estoy leyendo tu libro “Marketing para escritores”, a la vez que estoy publicando mi novela en el blog “megustaescribir” de Radom House. He registrado la novela en el Registro de la Propiedad Intelectual, ya que también la he mandado a un par de premios literarios de novela corta. Mi pregunta es: ¿se corre algún riesgo por publicar en internet una novela completa, en el sentido de que deja de pertenecerte y uno no sabe qué destino puede sufrir mi material en manos de cualquiera? ¿Es un error publicar la novela completa? El lector ni siquiera sabe que la novela ha sido registrada, el caso es que la novela está ahí colgada al alcance del uso que cualquiera se le antoje hacer de ella, incluidos los más nefandos. (Aunque lo más probable es que nadie se percate de ella, cabe este miedo ¿no?).POR FAVOR, puedes decirme qué piensas de esto. GRACIAS. (Ya ves que mi “por favor” y mi “gracias” indican que he leído tu libro.) Por cierto que te invito a leerla, se trata de narrativa, como tu novela “Un hombre de pago”, aunque en la mía se trata más bien de un “hombre de edad”, ya te puedes imaginar que casado…., si me das permiso en tu respuesta. Un saludo. Ana.

Hola, Ana.
El miedo del que hablas es común, pero cuando uno empieza, creo que la invisibilidad es un enemigo todavía más fuerte. Es mi opinión, claro.
Gracias por leer “Marketing para escritores”. También gracias por la invitación a leer tu novela. Creo que lo que más te interesa es que la lea un lector profesional: su opinión te guiará mucho mejor que la mía.
Como siempre, ánimo y suerte.

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)