Saturados | Neus Arqués

Saturados

Dudaba entre hablar de “hastío” o “hartazgo”, pero una visita a la Real Academia me lleva a optar por “saturación”. En Física se entiende por saturar “aumentar la señal de entrada en un sistema hasta que no se produzca el incremento en su efecto”.

Pues eso.

Estoy saturada. Estamos, creo, saturados. ¿Por qué lo digo? Porque lo leo (y si Gonzalo “no pué más“, menos puedo yo). Por observación, propia y ajena.

Empiezo con la confesión propia

– Abro mi lector de feeds de forma errática. Cierto es que cuando lo hago me doy un atracón de posts. También es cierto que he borrado la mitad de mis suscripciones y que ahora mismo anotar un blog nuevo es una adhesión excepcional.

– Amigos en FB / contactos en LinkedIn:  ¿Me apetece regresar permanentemente al pasado? No.

– Leo en papel de forma compulsiva, aún siendo flamante propietaria de un Kindle incunable. ¿Tendré que pasarme al iPad (ergo aprender cómo funciona un nuevo gadget)?

Continuo con  mi muestra particular:

– El blogger Hugh Macleod resucita su newsletter.

-Lily Allen, cantante entronizada como social networker, anuncia en setiembre que abandona los medios sociales (que precisamente la dieron a conocer) (NB: Sin embargo, ayer volvió a twittear). 

– Los organizadores de Cava & Twitts escogen, como tema del mes, el Slow Life Design.

Mi muestra no es estadísticamente significativa, pero en mi opinión apunta una tendencia emergente. Fragmentación. Saturación.

¿Tiene solución la saturación? Sí.  ¿Cuál es? La relevancia. Ser relevante. No veo otra.

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

Perfecta la conclusión de tu post. Y ahí tenemos margen para seguir pensándonos la “nueva comunicación”. Yo, profesionalmente, he dudado sobre el papel de los profesionales de la comunicación en estos contextos en los que “cualquiera habla y cualquiera dice cualquier cosa”, y se me han puesto los pelos como escarpias ante el valorado “periodismo ciudadano” pero en esta idea que comentas veo una respuesta a mi desazón profesional: tal vez el papel de los mediadores e informadores esté aquí: en contextualizar, ofrecer significado, ofrecer peso y seleccionar. ¿Estamos preparados para ello? Creo que de momento, no. Seguimos eclipsados por la inmediatez del dato, confundiéndolo con información.

A lo mejor la información, ahora más que nunca, está en dar contexto y destacar. y para eso necesitamos acumular mucho bagaje, mucho peso en nuestro propio registro,para poder ser este intermediario valioso y necesario.

¡Caray, Marta! En los dos comentarios has dado en la diana. Gracias por aportar tu punto de vista: me da que pensar.

[…] març 2010 per platsiolles Llegeixo el blog de Neus Arqués l’entrada Saturados, que acaba dient: Té solució la saturació? La rellevància. No en veig […]

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)