Por dinero o por placer: opinión de los lectores y del vecino | Neus Arqués

Por dinero o por placer: opinión de los lectores y del vecino

Animado debate éste, si señor.  Con empate. De los seis opinantes, tres se inclinan por escribir por placer y recomiendan:

Otros tres combinan placer y dinero:

En esas estamos cuando el vecino de arriba anuncia en su blog que se ha leído Un hombre de pago y, con las mismas, lo reseña.  Y aunque su reseña sea ajena a esta especie de partido de fútbol que nos hemos montado, el vecino se marca un gol emocional. ¿Cómo? Pues porque leo su reseña (en catalán, aquí) y siento que me ha entendido. Que ha entendido lo que yo quería transmitir. No comparto todas sus apreciaciones (veí, que no és autobiogràfica, home!) pero me fijo en qué frases ha destacado, en cómo ve a los personajes, en su interpretación de la trama y en las preguntas que se formula y pienso: Lo-ha-cla-va-do.

Por esta reseña y otras que, afortunadamente, se han publicado, me inclino por el escribir por placer.  No veo cómo podría sostener una trama en la cabeza tanto tiempo si no me interesara. Nadie me pone una pistola en la sien y me dice “Arqués, ¡escribe!”. Por lo tanto, es necesaria una motivación interior que no se compra con dinero.  Los que escribis sabéis seguro de las tardes que estás dale que te pego y cierras los ojos y ves pasar por delante, como si fueran las cerezas de la máquina tragaperras, todas las opciones alternativas (familia, lectura, cine, …) a estar sentada frente al ordenador y resistes y tecleas, resistes como si estuvieras a dieta y te plantaran bajo la nariz una sacher de chocolate.

Aún así, el partido no ha llegado al final, me temo. Continua siendo necesario encontrar vías de visibilidad para que la conversación surja y se expanda.  Para que el libro se vea. Para que te toque la lotería.

Si fuera el caso con Una mujer como tú, están todos invitados a una copa. Por reseñar y por compartir. Queda dicho.

 

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags: ,


Comentarios

De paso es un buen momento para hacer una pregunta. Una pregunta que hago desde una perspectiva literaria pero que, por desgracia, me temo que muchos la van a querer considerar una pregunta inevitablemente política en los tiempos que vivimos. Así que Neus, amiga, modera este comentario con total naturalidad si va a desviar la atención de las cosas que nos importan: ¿qué te ha llevado a elegir una lengua para escribir? Es decir, por qué Un Hombre de Pago te sale en castellano y no en catalán. Es la pregunta a una escritora que tiene más de una lengua, de dos, y lo que me interesa es el camino emocional y no ninguna batalla de gente verdaderamente muy pesada. Tú misma.

P.D.: por ejemplo, a mi oído castellano, decir t’estimo ,me resulta de una poesía extraordinaria. Quizá porque decir te amo o decir te quiero me resulta cotidiano. Ensoñación del que accede a lenguas no maternas. ¿Será culpa de Llach? ¿De Tete Montoliú?. Esa derivada de una poesía más elevada me sucede, por ejemplo, cuando los americanos te responden “anytime” al dar las gracias. Y ponen el tono que ponen. O al hablar de “summertime” y no simplemente de verano. En esos momentos, quiero escribirlo todo en inglés. Aunque sea una lengua en la que no creo poder escribir nada ficcionado o, simplemente, íntimo.

Gonzalo,
Tu comentario merece un post y lo tendrá. Voy a reflexionar y luego escribo. Gracias por plantear(me) el tema.

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)