Jaron Lanier: Por una crítica de la tecnología | Neus Arqués

Jaron Lanier: Por una crítica de la tecnología

Jaron Lanier  es programador y músico. A él se debe la expresión “realidad virtual“, su área de especialización. En el año 2010 Lanier publicó una reflexión, You are not a gadget , que aparece ahora en castellano con el título Contra el rebaño digitaluna lectura crítica de la tecnología.

El manifesto comienza mostrando cómo los avances tecnológicos responden a lo que denomina “lock-ins”: una vez se ha desarrollado un lenguaje de programación, lo eficiente es construir sobre él. Así,  aunque el lenguaje MIDI (empleado para la música) restringe el concepto de nota musical, se ha convertido en el estandar sobre el que desarrollar subsiguientes aplicaciones, con lo cual la expresión musical se ha empobrecido.

Lanier argumenta a continuación que la expresión digital de lo que es una persona también se ha empobrecido. El modo como se está desarrollando acumulativamente la tecnología nos conduce a un modelo social donde, aunque “las personas no somos fragmentos”, el individuo cada vez es más residual. La fe tecnológica que propagan los nuevos evangelistas (con Kevin Kelly y la revista “Wired” en cabeza) sostiene que estos fragmentos “forman una inteligencia colectiva o noosfera” (p.49).  La colectividad es crítica para el desarrollo tecnológico, por cuestión de escalabilidad y de rendimiento. En este espacio colectivo prima el anonimato. En un entorno anónimo no tenemos que responsabilizarnos de nuestras acciones ni de nuestras palabras. ¿Importan entonces sus efectos?

Lanier analiza a continuación cuál es el modelo de negocio asociado al modelo tecnológico actual. El análisis es complejo, la conclusión, simple: gana el que controla la nube, esa cloud que hoy nos proponen por doquier. Control + Cloud + Crowd = ahí está el negocio.

Su manifesto termina con una propuesta humanista por una sociedad digital que acoja a las personas y no las reduzca a meros usuarios, donde haya espacio para una “clase media digital”.

Lanier escribe con gancho, con un estilo alejado del sonsonete informático.  A veces incluso llama a la sonrisa, como pulpo en garaje. Literalmente: “Si los cefalópodos tuvieran infancia, dominarían la Tierra”.

La tecnología avanza más deprisa que nuestra capacidad de análisis y de crítica. Reflexiones como las de Lanier nos animan a interrogarnos sobre su impacto en vez de adoptar pasivamente plataformas y herramientas. Su discurso no encaja en el discurso imperante, mucho más tecnófilo.  Eso lo hace aún más necesario.

NB: Las citas en este post son traducciones propias de la versión inglesa. La edición castellana está publicada por Debate.

 

 

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

Aún no hay comentarios

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)