Facebook para padres (II): Facebook y los adolescentes | Neus Arqués

Facebook para padres (II): Facebook y los adolescentes

Al analizar los datos de penetración de Facebook en España, vemos que las franjas de 13 a 17 años suman sólo el 9% de los 16.216.860 usuarios actuales. La primera conclusión sorprendente es que los jóvenes son minoría: Ahora mismo tenemos más madres, padres y maestros que hijos en Facebook. Podemos ver esta cifra como una oportunidad de aprender juntos a gestionar nuestra presencia on-line.

Sin embargo, que no sean activos en Facebook no significa en absoluto que los jóvenes no estén digitalizados. Al contrario.  Según el estudio EU Kids Online, que encuestó a niños y adolescentes de 25 países europeos y a sus padres, el 60% de los jóvenes entre los 9-16 años utiliza Internet todos los días.
¿Dónde?  La mayoría lo emplean en  casa (87%) y/o en la escuela (63%).  En casa, el 49% de los jóvenes se conecta desde su habitación y el 33% lo hace a través de su móvil o dispositivo portátil.

Según el estudio, más de la mitad de los  jóvenes europeos en la franja de edad de 9 a 16 años tiene perfil en una red social. Por cuanto se refiere a la privacidad y a la  seguridad, el 26% de estos usuarios tiene un perfil público: cualquier usuario puede ver sus contenidos.

Residentes y visitantes

Nosotros no crecimos frente a una pantalla: nuestros hijxs y alumxs sí. Ellos son “residentes digitales” y nosotros, a menudo, somos meros “visitantes”.  Los visitantes son aquellos que ven en Internet una herramienta para lograr sus propósitos y, una vez conseguidos, se van. Un ejemplo lo encontramos en el usuario que se conecta para buscar información en Google, navega por los resultados y se marcha.

Los residentes, en cambio, “viven en Internet”.  Allí tienen compañeros y amigos con los que comparten experiencias. Para ellos, la distinción entre digital y presencial es cada vez más borrosa. El valor está en los contactos y en los contenidos. Muchos adolescentes son residentes. Internet forma parte intrínseca de su vida.  Están permanentemente conectados y ven la pantalla como una extensión de sí mismos. Internet es hoy un espacio ubicuo y cada vez lo será más: donde hay una pantalla (ya sea un ordenador, una tableta o un smartphone), hay una posibilidad de conexión. Por tanto, no basta con colocar el ordenador en el comedor o en un espacio común para “resolver” la educación digital.

CAPÍTULO ANTERIOR: Facebook para padres: ¿Qué es Facebook y quién está detrás? 

PRÓXIMO CAPÍTULO: ¿Qué podemos hacer?

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

Aún no hay comentarios

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)