Desatasca tu marca personal con este ritual | Neus Arqués

Desatasca tu marca personal con este ritual


Todos tenemos días malos. Días en los que no das una, en los que parece que cualquier iniciativa que te propongas está destinada al fracaso. En los que sientes que no estás logrando tu propósito y que probablemente no lo lograrás jamás. Días en los que no encuentras el camino y te quedas tirado en la cuneta.

Has hecho un gran esfuerzo para identificar tu talento y  gestionar tu marca y ahora sientes que no ha servido de mucho y que no sabes qué hacer .

Todos nos atascamos. Para esos días de atasco te propongo un ritual simple pero eficaz. Sólo necesitas veinte minutos de tranquilidad para encontrar una nueva perspectiva y ponerte otra vez en marcha, distinguiendo con claridad tus opciones.

Yo lo llamo “mi ritual de marca”. Este ritual emplea un proceso tan accesible como la escritura y lo convierte en una poderosa herramienta de reflexión.

Funciona así.

Instálate con toda la comodidad que sea posible y desconecta la mensajería instantánea. Prepárate para escribir.  Yo prefiero reflexionar a mano pero si estás habituado al teclado, teclea.

A continuación responde, de la forma más espontánea y sincera posible, a las tres preguntas que siguen. No te obsesiones con el estilo, o con la sintaxis. No estás escribiendo para otros: escribes para aclararte tú.

Las tres preguntas son deliberadamente vagas. No busques la respuesta precisa. Su misión consiste en ponernos a pensar. Si una de las tres preguntas te llama más la atención, céntrate en esa. Seguramente intuyes que tu atasco puede centrarse en esa área.

Las tres preguntas

¿Siento que estoy alineado/a?  Aquí puedes escribir sobre cómo encajan tus proyectos con tus valores. O tu empresa con tus objetivos. O referirte a la conversación que tuviste ayer con tu colega en la que viste que no coincidís. Escribe sobre cómo te sientes al respecto.

¿Me estoy dirigiendo al interlocutor adecuado?  Si tengo claro mi propósito, si sé cuales son mis objetivos, ¿se lo estoy contando a la persona, empresa o institución correcta? ¿Estoy enviando mi mensaje al mejor destinatario o me he equivocado y estoy hablando con una persona que no tiene interés o capacidad de acción?

¿Funciona mi estrategia o la reviso? Puede que estés alineado/a, y que hayas identificado correctamente a tu público. Y que aun así te desesperes por la falta de resultados.  ¿Estás dirigiéndote a ese interlocutor o público por su canal preferido? ¿Qué puedes cambiar? ¿Puedes probar otros formatos? ¿Puedes revisar los conceptos y las palabras clave?

Verás que veinte minutos de escritura meditativa dan para mucho. Cuando termines, relee lo escrito y marca las palabras, las frases, las ideas que te llamen la atención. Síguelas para ver dónde te llevan. Aparecerán nuevos nombres, o cambios de objetivo. Puede que te plantees un cambio de formato. O que se te ocurra pedir una entrevista con un cliente. Sea lo que sea, el atasco quedó atrás.

Este ritual, que puedes emplear cuando estés atascado o simplemente para ir haciendo seguimiento, te centra. Al responder a las preguntas, centras la reflexión en aquello que importa: la marca, la posición y la estrategia. Y lo hace de forma sencilla e intuitiva.

También podemos desatascar juntos tu marca en una sesión privada.

Gracias por comentar y compartir.

Las varitas mágicas que ilustran esta nota proceden de este pin.

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

Bona nit.
Aquest sistema, sigui per la marca pròpia, vida personal o qualsevol altre motiu i siguin les preguntes, o no, que ha proposat, funciona.
Crec que és per l’espontaneïtat que si posa, per l’inexistencia de barreres.
Una abraçada.

Gràcies, Montserrat!

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)