Cinco ideas para escribir más en menos tiempo | Neus Arqués

Cinco ideas para escribir más en menos tiempo

A todos nos gustaría ser más productivos. Necesitamos más tiempo para redactar la propuesta técnica. O para enviar ese correo decisivo. O para ponernos por fin con esa historia que nos tira de la manga.

No lo hacemos porque  estamos muy ocupados, con comunicaciones, solicitudes, reuniones, incidencias familiares….

A continuación, comparto cinco ideas que yo misma uso para ser más productiva. Aplicarlas me permite no sólo sobrevivir, sino prosperar – y terminar los textos a tiempo.

Agenda.- Si para ti escribir es importante, ya nivel profesional o personal, reservale tiempo en la agenda. Marca bloques dedicados a la escritura. El mero hecho de agendar ese tiempo le otorga importancia a tus ojos y lo protege de las interrupciones ajenas.

Ya, Neus, me dices, pero yo ni siquiera puedo hacer eso.   Y yo te respondo con:

Los 15 minutos de oro.- Todos tenemos 15 minutos perdidos entre reuniones, citas o en casa.  Para aprovecharlos, ten a mano una lista con las tareas que puedes hacer en 15 minutos o menos: repasar la bibliografía, verificar un dato, editar un capítulo, preparar la propia lista de tareas… Cuando aparezcan los 15 minutos, inviértelos en la primera tarea de tu lista. No te detengas a pensar qué puedes hacer: concéntrate en la primera tarea.  Cuando vuelva a presentarse la oportunidad, repite la operación con la segunda tarea. Todo suma.

Siempre con la libreta.- A Aristóteles Onassis se le atribuye este consejo: «Lleva siempre encima una libreta. Apúntalo todo. Ésta es la lección del millón de dólares que no te enseñan en la Facultad de Economía». Lo suscribo. Ten siempre a mano una libreta para anotar los argumentos, reflexiones, ideas o datos que se te ocurran. Puede ser una única “libreta volante”, que llevas siempre encima, o puedes tener libretas en cada espacio. El beneficio es doble: generas un fondo de armario de ideas, por un lado. Por otro, te concentras. Si la idea te viene mientras estás en otra cosa, la anotas y sigues a lo tuyo.

Silencia tu mensajería.- La conversación es enemiga de la concentración. Cuando estés escribiendo, las únicas palabras que necesitas leer son las que tú mismo escribes. Punto.

Lee. -Si estás pensando en escribir una novela o un ensayo, te recomiendo el Curso de escritura para mujeres muy ocupadas. Los hombres son bienvenidos. En este libro desgrano los principales obstáculos para emprender un proyecto literario de envergadura, desde la concepción del libro hasta su publicación.

La falta de tiempo es una epidemia y nosotros somos pacientes críticos.  Estas cinco ideas no te salvarán la vida, pero confío en que te ayudarán a vivirla mejor… porque escribir es vivir.

PD. ¿Quieres descubrir cómo sacarle partido a tu escritura? Escríbeme y te cuento sobre el próximo curso intensivo de verano.

 

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

Luchando contra mis pocas ganas de sentarme a escribir, me vienes como anillo al dedo. ¡Qué pena no estar en Barcelona para ir a la presentación ayer!Espero que hayas disfrutado mucho. Besos.

Verte allí hubiera sido lo máximo. Un abrazo, Sylvia!

Muy prácticos los cinco consejos. La verdad: hacemos las cosas y escribimos de manera impulsiva y apremiados por el tiempo que empleamos en cada decisión o acción. El resultado es que muchas veces, cuando ya no hay remedio, descubrimos las cosas que no deberíamos haber dicho, la ausencia de ideas que sí deberíamos haber expresado o los giros que pueden interpretarse con doble sentido, según quien lo lea y su estado receptivo.

Por eso, antes de teclear, redactar.

Lástima de distancia – lo aplico a mi persona– porque todo esto me parece muy interesante para recobrar algunas buenas costumbres hoy ya perdidas. Tanto personal como empresarialmente.

Un saludo cordial.

Gracias, Fernando. Me gusta tu referencia a recobrar costumbres ya perdidas. Un saludo.

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)