Marca persona: La gratuidad como estrategia | Neus Arqués

Marca persona: La gratuidad como estrategia

La economía  “freemium” no termina de convencerme: las marcas, en especial las de gran consumo, nos han habituado tanto al regalo que este hábito ha desdibujado, quizás para siempre, la relación entre esfuerzo y reconocimiento. Pero de poco sirve llorar sobre la leche derramada. ¿Podemos aprovechar el auge de la gratuidad de forma positiva?

Raj Setty, emprendedor, inversor, autor y conferenciante sobre marca personal ha publicado en el blog de otro guru, Tom Peters , una reflexión provocadora. Setty nos anima a regalar nuestro mejor trabajo a cambio de visibilidad. Según el autor, si ofrecemos nuestra creación sin cobrar a cambio, es más sencillo obtener feedback de otros, podemos lograr notoriedad y expandir nuestro mensaje de forma más rápida, captar “cuota de atención”… así hasta un total de 10 beneficios.

Que nuestra marca personal capte la atención de nuestro público objetivo es un reto. El otro reto es buscar, después, un modelo de negocio que permita obtener ingresos. Este debate está lejos de cerrarse y merece que intentemos, por prueba y error, encontrar el propio camino.

Sobre marca personal y búsqueda de empleo hablaré este jueves en Cadiz, en las II Jornadas Andaluzas de Orientación Profesional

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

¿Y no es lo que hacemos a diario, Neus? Puedo dar fe de que a mi el enfoque me funciona.

Gonzalo,
Lo hacemos, cierto. Ahora mismo me interesa reflexionar sobre el cómo lo hacemos, para mejorar. Te pediré datos 🙂

Hoy en día muchos autores regalan sus obras o las ofrecen a bajo precio, debido a que otros también las publican gratis. Esto en referencia a la propiedad intelectual.
Me imagino que este hábito de regalar generará aún más dificultades a algunas pequeñas empresas que no pueden permitirse estos lujos. La competencia de lo gratuito es enorme. El propio google regala muchas herramientas, correo, software y se financia con publicidad.

Roger, tienes razón: esa es la cara oculta de la estrategia “Freemium”.

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)