La sra. Rius, de moral distraída | Neus Arqués

La sra. Rius, de moral distraída

[ACTUALIZACIÓN]: El libro La Sra. Rius es obra del periodista Julián Peiró y no mía (aunque Telecinco lo afirme por error). El texto que sigue es una reseña donde resumo mis impresiones de lectura.

—–

La Sra Rius es una tradición en la prensa catalana. Es nuestra madame local. En sus anuncios proporciona “Sras y Srtas no prof. En pisos y aptos. H. conv”.

Ahora la Sra. Rius rompe su discreto silencio y se confiesa con el periodista Julián Peiró en el libro homónimo. Sus editores son amigos, supe del libro hace un tiempo, prometí leerlo y lo he hecho, de un tirón.

La Sra. Rius nace y vive en una Barcelona de guerra y estraperlo que resulta familiar: confirma lo que siempre me contaron mis abuelos sobre la pobreza, la dificultad y la miseria de esa época. En su caso, estos factores se incrementan porque la protagonista pertenece a  lo que hoy llamaríamos “familia desestructurada” – y, curiosamente, su vida familiar posterior será así también, hasta que su negocio y quienes en él trabajan terminen convirtiéndose en su familia adoptiva.

El gran mérito del periodista Peiró es presentarnos a la Sra. Rius como persona. Con él vemos a la niña que se entrega por primera vez con quince años al señor que la mantiene (a ella y a una madre disfuncional) desde hace dos. Vemos a la mujer que entiende que su mejor oportunidad está en el amor de pago y que se profesionaliza (en régimen de puriempleo: por las mañanas trabaja en un despacho de aduanas). Vemos a la profesional que rápidamente capta las necesidades del cliente y del negocio, hasta establecerse por cuenta propia como madame. Vemos a la madame que se diferencia gracias a un sentido innato y peculiar de atención al cliente (hasta el punto de invitarles a compartir el almuerzo que esté cocinando).

La entendemos tanto que al final tenemos que recordarnos de qué va su negocio y plantearnos la propia posición moral, con las mismas preguntas que subyacen en un Un hombre de pago: ¿es lícito pagar?¿es un mal menor? ¿por qué pagar? ¿Quién paga? ¿pagaría yo? ¿pagarías tú?

(PD: Esta es la posición de la Sra. Rius sobre la prostitución masculina: “Una mujer que paga por estar con un hombre fácilmente tiene que ser una mujer resentida, porque pagar para el ego de la mujer es humillante. De creer que gustas y eres capaz de despertar pasiones a tener que pagar hay un abismo demasiado profundo”. (pp.187-188)).

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

Qué sugestivo. Esto huele a perla. Neus: la sentencia es demoledora, terrorífica.

Por cierto, ¿terminó el silencio legendario de las mujeres de pago? Los textos que han caído en mis manos de presuntas confesiones siempre han tenido un aroma a fábrica.

Gonzalo,

Mis amigos los editores me habían hablado del aspecto “cotidiano” de la Sra. Rius. He tenido ocasión de comprobarlo en la entrevista que dio a TV3. Y debo decirte que me impresionaron la educación y las tablas con las que la resolvió. En el programa, la Sra. Rius insiste en diversas ocasiones en que ha salido del anonimato para dar una visión alternativa a la sordidez que rodea a su oficio.
Aquí te dejo el enlace: http://www.tv3.cat/videos/822429

Lo de “fer senyors” me ha llegado al alma. Podrías incrustar el código y ponerlo en el blog. Una vez vi que alguien decía que la realidad tiene muchos ángulos: ¿que me dices lo de la libertad sexual? Es una pieza de museo.

Creo que el comentario de la sra. Rius sobre las mujeres que pagan está fundamentado en su experiencia, pero esas son mujeres de una generación pasada. Actualmente son muchas las que pueden hacerlo por puro morbo, o por asegurarse que no existirá una petición de mayor compromiso. Muchas mujeres de ahora imitan comportamientos masculinos, incluso los comportamientos que siempre hemos criticado.
Por supuesto, todavía las hay que pagarán por las razones que ella comenta.

Yo estoy de acuerdo total con la afirmación de Madame Rius, hacer el amor solo por dinero o por amor.

Conozco personalmente a la Sra Rius desde hace años. Es una señora con grado de humanidad que nadie puede cuestionar. Mantiene un saber estar y mucha paciencia tanto con las mujeres como con los clientes (que por cierto algunos le quedan a deber). Si alguna persona le pasa por la cabeza que la Sra Rius está montada en el dolar, se equivoca rotundamente. Por su caracter noble, algunos hombres de aprovechan de ella pasando la barrera de la confianza y sin dejarle ni un duro de propina por el abuso.

PD. Aunque eso sí, es muy recta, seria y perseverante.

ami me parece una buena idea poque una con su corpo puede hacer lo q qeira olo va comer los gusanos que coma primero los humano y comprare su liro.

Estoy completamente de acuerdo con las ideas de la sra. Rius que me parecen mias.
No puedo entender a las mujeres que hacen el sexo por el sexo, sobre todo a cierta edad.
Tal como ella dice el sexo hay que hacerlo por amor, por dinero o yo añadiria, para conseguir una estabilidad emocional. El sexo por el sexo es una cosa espantosa. No tiene ni sentido ni aliciente para la mujer.
Y pagar por el sexo tiene que deprimir mucho porque el aliciente de la mujer es sentirse deseada. En fin, que nada de igualdad. La sra. Rius si que me parece una mujer libre.

Hola, conozco personalmente a la sra. rius,no he trabajado numca con ella, soy licenciada y tengo un buen trabajo, pero ella y yo coincidimos en una epoca dificil para las dos, la muerte de un ser querido y he de deciros que en todo momento demostro ser una señora.

Escuche una entrevista que le hicieron por la radio. Siento no haberla conocido personalmente. para tener sexo con ella, porque la veo como una gran mujer y una gran conocedora de su oficio

Sra. Rius, Grande, maravillosa, ejemplar. La conozco personalmente y es imposible no quererla hasta la saciedad. Entregada a los demás de forma desinteresada y por ello cansada del día a día, de personas aprovechadas y egoístas . Siento no poder estar más a su lado por las circunstancias que nos separan. Uno de mis sueños es que mi hijo tengas esas tablas, esos valores que usted tiene y que tan sólo usted podría enseñarle. Otro sueño, retirarla de esa agotada vida de trabajo a un trozito de mi Cadaqués. Palabra de honor, que Dios quiera que así sea, con O o sin él. LA QUIERO COMO A UNA MADRE.

aun sigue en el negocio? donde podria contactarla?

Yo creo que el sexo de pago se hace por dinero y por estabilidad emocional.

María totalmente de acuerdo contigo. Aunque al hombre en la sociedad se le ha educado más sexualmente hablando que a la mujer. De ahí la diferencia de que las mujeres necesitan sentirse deseadas y de que el sexo por sexo para ellas puede ser algo espantoso.

Aunque si le unes la estabilidad emocional al sexo de pago le quitas lo espantoso. Y es que el sexo de pago lo hacemos dos seres humanos de diferentes sexos y eso para mí es lo que crea la estabilidad emocional.

Saludos,

Llevo varios años leyendo y estudiando acerca del fenómeno de la prostitución (femenina). Este libro de memorias de la Sra. Rius me parece un testimonio sobre la prostitución de obligada lectura. Sumamente interesante.

-Después de conocer un poco como piensa la Sra Rius gracias a este libro, a mi me parece que se le pueden criticar algunas cosas:

-No creo que ella sea en absoluto el modelo de mujer libre como dicen por ahí. Pienso que en realidad ella de alguna manera ha vivido siempre con alguna suerte de ‘opresión patriarcal’ encima; desde que era niña hasta hoy. La Sra. Rius ha llegado a la etapa de la madurez/ancianidad teniendo una concepción algo parcial y sesgada acerca del alma masculina (y también de alma femenina: su concepción sobre lo que pueden y no pueden hacer las mujeres en el ámbito de la sexualidad me parece algo estrecha). Tiende algo al esencialismo cuando dice cosas sobre los hombres y sobre las mujeres (seguramente por causa de la clase de experiencias que ella tenido con unos y con otras). La Sra. Rius ha conocido mayormente los aspectos más mediocres o incluso mezquinos o miserables de los hombres, y a partir de ahí se ha formado un juicio.

Su vida, a mí personalmente me parece bastante triste. Y no pienso sinceramente que ella sea un modelo de lo que es ser una ‘mujer libre’ como alguien dice por ahí. Vivir sin prácticamente ninguna convicción respecto a nada de las cosas de la vida, para mí no es ser una persona libre, es, en cambio, algo muy distinto: es tener una concepción trágica de la existencia. Esto es lo que le ha pasado a la Sra. Rius, mujer inteligente y buena, que se merecía haber vivido en una sociedad más justa e igualitaria (con las mujeres), lo mismo que la mayoría de las mujeres que viven en el tiempo presente.

Y con respecto a tu pregunta de si es o no es lícito pagar por sexo o sexo afecto de pago (‘prostitución’), permíteme darte mi opinión:

creo que para la mayoría de los hombres que son clientes o que lo han sido, no es demasiado lícito (desde un punto de vista ético) el pagar. Al margen del ‘estigma de puta’, creo que los hombres con nuestras praxis como demandantes y consumidores de prostitución contribuimos a “fabricar” una identidad social para algunas mujeres (las que se dedican a dicha actividad) que no está del todo justificada, a mi modo de ver [y esto independientemente de que llas mujeres permanezcan en dicha actividad o ‘trabajo’ por propia decisión].
Me entristece pensar que en un futuro el fenómeno de las mujeres que recurran ocasionalmente o habitualmente a prostitutos (‘hombres de pago’) para tener sexo o sexo-afecto con ellos, pudiera empezar a ser una realidad. Ojalá que esto no llegue a suceder.
Un saludo.

soy de argentina, y de moral distraida. escuche la nota a la señora. y me encanto¡¡¡¡¡culta, con una vision de la vida que solo la gente inteligente y vivida, tiene. todos mis amigos ,o clientes con vinculos, me han hecho muy feliz, mas que ninguna relacion.mis respetos a la señora¡¡¡¡

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)