La baja por maternidad, ese tema apasionante | Neus Arqués

La baja por maternidad, ese tema apasionante

Debo vivir en otro planeta porque hasta hoy no me he dado de bruces con las críticas de todos los colores, olores y sabores a la (¿ausencia de?) baja por maternidad de la ministra francesa de Justicia.

Sobre el tema tengo una posición clara y es ésta:

No hay posición oficial porque la decisión es personal.

El cacareo que rodea a la ¿noticia? se debe, a mi entender, a la ausencia de referentes femeninos de que adolecemos las mujeres. Son tan pocas las que gozan de visibilidad política que sus acciones, por fuerza, se ven magnificadas y analizadas con lupa. Son pocas, ergo se las ve más.

Yo sé lo que hice durante mi propia baja. Y considero que la decisión es competencia del padre y mía. Punto. Por tanto, entiendo que la Ministra (llamese Dati o Chacón) realice una reflexión parecida. Que de su decisión se derive una crucifixión o la subida a los altares es, simplemente, una mala señal. El debate es bueno cuando es equilibrado y la situación hoy está lejísimos de ser paritaria, con lo cual las pocas mujeres que descollan se ven sometidas a la crítica de -cuidado aquí- otras mujeres. No me extraña que se les quiten las ganas.

Personalmente, el rol social de la mujer hoy me resulta complicado. Por eso escribo novelas: para debartirlo. Y lo que seguro que más que complicado, me parece complícadismo, es ser mujer y que te traten como a un símbolo. Aunque vaya incluído en el cargo.

 

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags: , ,


Comentarios

“más que complicado, me parece complícadismo, es ser mujer y que te traten como a un símbolo”

Y supongo que aspirar a serlo, o verse obligada a tener que serlo debe aumentar la complejidad.

Totalmente de acuerdo, se la ha criticado por lo que ha hecho y se la habría criticado si hubiera hecho exactamente lo contrario y eso que en cualquiera de los dos casos estaría amparada por la ley.

Hola,
esto se asemeja a como se quejan los pasantes que desarrollan tareas de abogado en ejercicio y cuando se apoltronan se olvidan de lo mucho que sufrieron y explotaron, y acaban haciendo lo mismo que sus antiguos jefes.
Me parece maravilloso que un cargo de tal responsabilidad decida dar ese paso, entre otras cosas es un ejemplo para el resto de la sociedad. Los primeros pasos siempre son los más importantes. Pero permitirme que dude de un político, aunque sea mujer.
Lamento pensar que todo se queda en una simple pose, pose que dará pingües votos.
La ministra Chacón es una privilegiada, espero que no se olvide del resto de las mortales. Sobre todo las de caqui.

Un cordial saludo.

Hola Neus.

Siempre es un placer leer tus reflexiones. Lejos del feminismos fanatico pones cierta equidistancia entre hombres y mujeres con racionalidad. Así que es de los pocos blogs de mujer para mujeres que un hombre puede leer..
Toma piropo ni el gremio de la construcción la haría mejor.!!

Dicho esto respecto a tu post. Estoy de acuerdo pero tengo un matíz. Sin duda la falta de referentes es clave en todas estas historias sobre lo que se ponen como , porque y toda esta disección de las pocas mujeres con cierta capacidad de referencia y modelo fuera de las expresiones adolescentes que sobran y no son muy aconsejables.
Creo que el debate estaría más centrado en que no podemos polemizar en base a criterios únicos e iguales entre hombres y mujeres. Aunque parece distinto el criterio es el mismo de la misma forma que no se vería bien que un hombre fuera con falda escocesa en una situación oficial y habria quien lo debatiría una mujer que asume un rol más propio de un hombre una decisión que muchas mujeres no comprenden es polemica porque el criterio es único. Y creo que fundamentalmente el criterio debería ser diferente porque nos guste o no somos muy diferentes ni peor ni mejor ni todo lo contrario diferentes y por tanto las mujeres deben buscar no solo sus propios iconos si no su propia modelo de valoración cada uno en su planeta y en su modelo. Aunque es una decisión personal los pocos elementos de referencia disponibles marcan el devenir de la sociedad occidental que aunque les pese a muchos es de las sociedades que más respeto entre sexos nos tenemos. Pero no comparte esa obsesión para ponernos hombres y mujeres en el mismo rasero. Las mujeres deberían buscar sus propios compromis de valoración diferenciados a sus propias particularidades. Por poner un ejemplo el criterio sobre el aborto y la capacidad de decisión es algo que pone de acuerdo a mujeres de ambitos de izquierda y derecha muchas veces independiente de la opinión mucho más marcada en los hombres según su detencia política… buff no se si me explico.

Mon,
Comparto tu punto de vista aunque lo vivo como un ideal, casi: en una situación minoritaria, crear “reglas de juego paralelas” es la mejor opción… también la más difícil. Lo digo desde el realismo pero también desde la esperanza.

Que un blog escrito por una mujer y sobre mujeres sea “apto” para hombres es un halago. Gracias!

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)