El eterno femenino | Neus Arqués

El eterno femenino

En 1960 la escritora Lucía Cañá autoeditó El eterno femenino, una especie de manual de autoayuda para mujeres. Cito este párrafo, como medida del camino recorrido:

“Por lo tanto, joven soltera que me lees, sé muy moderna, canta, silba, baila, fuma si quieres, ríete fuerte o bajo, haz deporte, cuida de componerte y arreglarte, procura ser elegante y distiguida en tus gustos y en tus costumbres fuera y dentro de casa, todo naturalmente dentro de su justo medio, sin exageraciones y sin tontería, haciendo que tus cantos, silbidos, bailes, cigarrillos fumados, risas fuertes o bajas, deportes, tocados, todo, no nieguen en absoluto la alta estima que debe merecer tu misión” (CAÑÁ, L. El eterno femenino. Prólogo de José Mª de Segarra. Edición de autora. Barcelona: 1960, p. 73).

Literalmente me tropecé con una edición autografiada, dedicada a la Sra. Andrea, en la calle. En ella la autora, a lo largo de 314 páginas, instruye a sus lectoras sobre “la misión”, i.e. encontrar novio, y sobre la vida de casada. Cañá parece carrinclona pero es en realidad posibilista. Consciente del signo de aquellos tiempos, presenta el matrimonio como la mejor opción social para el avance de la mujer. Entiende la soltería pero detalla con profusión los riesgos asociados a ese estatus. El eterno femenino es la versión local de Mad Men, un universo en el que la mujer avanza con alianza o no avanza.

Medio siglo y unos cuantos batacazos después, somos muy modernas, nos reímos fuerte, no fumamos (o sí) y continuamos sin haber encontrado una manera eficiente de vivir en paridad y de colaborar con los hombres para llegar a un desarrollo mutuamente asegurado. Por eso continuo hablando de la invisibilidad de las mujeres.

Al respecto:

– Este viernes, charla/coloquio/debate sobre Todo tiene un precio en la centenaria librería La Bassa en Mora d’Ebre.

– El 20 de abril en Barcelona organizo con la escritora Carme Pollina la Copa de la reina, una tertulia para marcar un gol a la crisis.

– Publicamos en ebook la edición revisada de Una mujer como tú, con una nueva portada. El diseño es de Jane Darroch-Riley y desarrolla la idea de que, al correr la cremallera/leer el libro, una encuentra su propia piel.

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


Comentarios

Aún no hay comentarios

Y tú, ¿qué opinas?

(requerido)

(requerido)