Neus Arqués. Blog

El pasado no se tira. Cómo preparar ahora un buen regreso

Estamos en la cuenta atrás para las vacaciones. Empieza la operación “Despejar la mesa”. Se trata de sacar de en medio todos los expedientes abiertos (también en Internet: vaciar la bandeja de entrada) y así, a la vuelta, poder empezar fresco y con calma.

Problema: Los clientes necesitan que entregues el proyecto. El gestor te reclama la documentación. El claustro ha decidido cerrar el programa esta semana. No hay tiempo. Por lo tanto, nos sacamos el trabajo de encima como podemos. Apilamos asuntos. No digerimos. Y eso nos pasa factura.

El pasado no se tira: se aprovecha. Si cierras estratégicamente bien los temas, te colocas en una posición táctica y psicológica de fuerza. ¿Cómo sacar partido a todo el trabajo que has hecho este año dedicándole una horita (total, más no tenemos)?

Enric JardiNecesitarás tres listas. Son para tu propio uso, así que escríbelas donde mejor te vaya.

  1. Lista Lo mejor del 2014: En este momento proliferan los rankings de hits (“Las mejores canciones del año”). Escribe el tuyo. Anota aquí el proyecto con el que más has disfrutado. El cliente con quien mejor trabajas. El libro que más te ha gustado. El contacto más interesante. Anota cualquier otro hito que consideres relevante respecto de lo que TÚ has vivido en este año. Esta lista te sirve para empaquetar tu experiencia y ponerla en valor. Además recopilas información para alimentar tu biografía y tu estrategia.
  2. Lista Lo que quiero hacer. Cuando regreses en enero, ¿qué te gustaría hacer? Anota tres propuestas, sean o no profesionales. Si ahora mismo te cuesta definir exactamente qué quieres hacer, anota tres cosas que te llamen la atención, aunque de momento no te las plantees. Esta lista esboza un horizonte personal.
  3. Lista Lo que tengo que hacer. Ésta es la lista clásica, donde anotas las fechas de entrega, los asuntos pendientes y otros “marrones” que te esperan a la vuelta. De entrada, por el mero hecho de escribirlos salen de tu cabeza. Así no te los llevas de vacaciones.

A las tres listas les sacas un doble partido.

Busca concordancias y discrepancias. Lo mejor de 2014 se aproximará a lo que quieres hacer y, si eres afortunado y trabajas en lo que te gusta, también a lo que tienes que hacer. Si no es el caso, verás la distancia entre una cosa y otra.

Esa constatación es importante de cara a tu visibilidad: deberías invertir esfuerzos en ser visible en las áreas que te interesan, no en las que te mortifican.

Cuando vuelvas al trabajo, antes de encender el ordenador, lee la primera Lista. Lo que te gustó. Después la segunda. Lo que te gustaría. ¿Qué conseguirás? Regresarás al trabajo desde el logro y la expectativa.

¿Estás de acuerdo en que el pasado no se tira? Gracias por compartir tu opinión y/o tu propio método a pie de post.

La ilustración es de mi colega el diseñador Enric Jardí.

 

Apúntate a mi Lista y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


5 Personas comentan