Blog | Neus Arqués

El inquietante poder de las palabras

available1-599x525

Enrique Baeza. Word Portrait

La Real Academia define “inquietar” como “quitar el sosiego, turbar la quietud”. Esta última semana he vivido tres ocasiones en que las palabras me han mostrado el increíble poder que tienen para alterar situaciones.

Las palabras son la primera herramienta de visibilidad que tenemos, porque con ellas captamos la atención del otro/a. Las situaciones que me han intrigado no son cotidianas, pero pueden darte ideas sobre cómo conseguir que el lenguaje juegue a tu favor.

Creas lo que dices |El lunes conocí, por mediación de Francesc Miralles, a Eva Sandoval. Eva es la autora del libro ¿Y tú que crees? Hablando con ella, me hizo notar que a menudo creas lo que dices.

El modo como hablamos determina la percepción que el otro se forma de nosotros y por tanto, su reacción a nuestra propuesta, y por tanto, la interacción.  Frente al otro, el lenguaje nos define.  ¿Eres de adjetivos negativos? ¿Utilizas a menudo el adverbio “quizás”?  ¿Recurres a una muletilla del tipo “sabes lo que quiero decir”?  En los cursos de formación de portavoces a los participantes los graban en video: de este modo se ven y toman conciencia de qué dicen y cómo. Haz la prueba tú mismo: escúchate al hablar –o mejor, grábate con el móvil. ¿Qué sensación transmiten tus palabras? ¿Entusiasmas? ¿Convences? ¿Titubeas?

Chamanismo textual |El martes tuve el placer de conocer al artista Enrique Baeza, autor de retratos con palabras como el que anima este post.  El encuentro estuvo propiciado por Maite Castellet, una de sus retratadas.  En su presentación, apuntó cómo funciona el ejercicio de “resumir” una persona con dos palabras, ejercicio que algunos críticos definen como “chamanismo textual”.

Enrique “mueve” palabras y espera a ver cómo reacciona el sujeto o sujetos que interactúan con ellas. Parece magia y quizás lo sea, porque a través de la escucha es capaz de percepciones sorprendentes.

El discurso de aceptación |El jueves asistí a la fiesta de inicio de la Semana Negra, el encuentro de novela negra de Barcelona. La fiesta sirve de marco a la entrega del premio “Crims de tinta”, que entrega la editorial RBA y cuyo origen se remonta al club de lectura de los Mossos de escuadra. Que la policía tenga un club de lectura sobre novelas de detectives me parece sensacional. Pues bien, Núria Cadenes, la ganadora de esta edición, ofreció un discurso de aceptación bonito y personal. Estaba nerviosa pero supo que los nervios jugaran a su favor y consiguió dejarnos a todos con ganas de leer Tota la veritat, su novela. Y ese debería ser, creo yo, el objetivo de los discursos de aceptación de premios literarios.

Barcelona    31 01 2016     Barceloneando      Cadena humana para el traslado de los libros de la libreria Nollegiu en el Poble Nou a su nueva sede a una calle de la anterior de distancia     Fotografia de Jordi Cotrina

Barcelona 31 01 2016 Fotografia de Jordi Cotrina

Cadena humana |La semana terminó con otro evento, que me perdí pero que quiero reseñar aquí. La librería No llegiu convocó a un centenar de vecinos para, literalmente, mover palabras.  Los vecinos formaron una cadena humana desde el antiguo local  al nuevo y, pasándose los ejemplares, trasladaron el fondo editorial de la librería.  Este acto participativo me anima a pensar en otros futuros para las librerías.

Y tú, ¿qué dices? Me encantará leer tus aventuras con palabras, si quieres compartirlas en los comentarios.

 

Apúntate a mi Tertulia y recibirás mis notas directamente en tu buzón.

Tags:


5 Personas comentan